16 de enero 2020 | 8:41 am

El titular del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), Juan Antonio Ferrer, informó este jueves que “hay interés” de los 32 estados de la República Mexicana para adherirse al nuevo modelo de salud.

Los 32 estados se adhieren al nuevo modelo de salud dirigido a la población sin seguridad social,

explicó Ferrer en Palacio Nacional.

El funcionario indicó que entre el 8 y el 14 de enero se reunieron con los 32 secretarios de salud y sus equipos técnicos donde el Insabi entregó las reglas de operación contenidas en los acuerdos de coordinación.

En estas reuniones, todas las entidades mostraron su interés en el nuevo modelo de salud cuyo funcionamiento empezó a operar con quejas debido a cobros que hacían a los pacientes.

Los 13 estados que ya firmaron su adhesión al Insabi son Baja California, Chiapas, CDMX, Colima, Hidalgo, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Sonora, San Luis Potosí, Tabasco, Veracruz y Yucatán.

No obstante, las declaraciones de Juan Ferrer contrastan con la postura de algunos gobernadores que se han opuesto al Insabi, pues acusan que el gobierno federal lo echó a andar sin tener las reglas de operación.

Entre los mandatarios que han expresado su rechazo están los panistas Martín Orozco (Aguascalientes); Diego Sinhue (Guanajuato); Francisco García Cabeza de Vaca (Tamaulipas); Francisco Domínguez Servién (Querétaro); Carlos Mendoza Davis (Baja California Sur), y de Movimiento Ciudadano, Enrique Alfaro (Jalisco).

En ese sentido, el senador del PAN, Damián Zepeda, recordó que ni siquiera se hicieron los cambios legales ni de presupuesto en el Insabi.

“Si vas a un hospital, no tienen claridad de cómo deben de funcionar, saben que ya no existe el seguro popular y por lo tanto no le están cubriendo a la gente el pago que hacía el seguro popular por las atenciones”, dijo Zepeda en entrevista para el Heraldo Radio.

Sin embargo, el senador planteó en regresar, de momento, a la forma en la que operaba el seguro popular.

En lo que estamos debatiendo en cómo darle gratis el servicio a la gente, que se regrese todo lo que estaba cubriendo el seguro popular, lo cual no le representa algún costo adicional al gobierno,

agregó.