fbpx

15 de agosto 2019 | 5:00 am

Rosario Robles Berlanga omitió declarar sus propiedades inmuebles durante todo el sexenio de Enrique Peña Nieto, en el que dirigió la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y la de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

Desde que llegó la Sedesol, Robles Berlanga se reservó “el valor de la contraprestación y moneda” en bienes inmuebles y vehículos, así como los ingresos netos obtenidos por actividades industriales, comerciales y financieras en 10 declaraciones patrimoniales que presentó ante la Secretaría de la Función Pública (SFP).

Entre 2012 y 2018, solamente declaró la posesión de varias piezas artísticas como pinturas y esculturas, además de algunas joyas, aretes y collares, cuyo valor total es de un millón de pesos.

“Si la fiscalía a cargo del caso demuestra que Rosario Robles compró algún inmueble entre 2012 y 2018 y no lo reportó ante la SFP, podría ser inhabilitada hasta por hasta 20 años para ocupar cargos públicos”, explica el abogado penalista Ricardo Sánchez Reyes Retana.

Todo servidor público puede exentar algunos conceptos en sus declaraciones patrimoniales, pero comete una falta administrativa el funcionario que deja de reportar la compra de un inmueble durante su periodo en un puesto público

,explica.

Un juez imputó a Rosario Robles el delito de ejercicio indebido del servicio público, por las acusaciones en su contra sobre un desvío de más de 5,000 mdp de las que dio cuenta la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

El líder de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado, dijo que si el juez determina que la exfuncionaria es culpable de algún delito, se le podría aplicar la nueva Ley de Extinción de Dominio para recuperar los bienes que pudieran haber sido comprados con dinero ilícito.

Pertenencias por tres millones de pesos

En su primera declaración patrimonial como secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, declaró poseer una camioneta Jeep Patriot Limited FWD, que compró a crédito en 2009, así como obras de arte “cuadros esculturas” adquiridas de contado en 2006 y muebles sin fecha de adquisición.

También reportó la existencia de seis tarjetas de crédito a su nombre, pero “no proporcionó información de bienes inmuebles a su nombre”, se lee en el documento publicado por la SFP el 12 de enero de 2013.

Para su siguiente declaración, fechada el 29 de mayo del mismo año, agregó a sus pertenencias varios “collares, aretes y diversas joyas” de los que no detalló su valor y que habría comprado el 1 de enero de 2012.

Ya como secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, cargo al que llegó en sustitución del exprocurador Jesús Murillo Karam en agosto de 2015, Robles reportó tener 250,000 pesos en muebles y accesorios de casa, 400,000 pesos en joyas, 350,000 pesos en piezas artísticas.

También declaró como inversiones una cuenta bancaria con 349,946 pesos y un seguro de separación individualizado con 1.1 mdp. Al año siguiente reportó la incorporación de una nueva cuenta bancaria con 1.4 mdp.

En su última declaración presentada el 7 de diciembre de 2018, una semana después del cierre de sexenio de Peña Nieto, Robles Berlanga agregó nuevas pinturas a su colección de arte con valor de 150,000 pesos y nuevas joyas por 100,000 pesos, pero nunca dio detalles sobre posesiones inmuebles.

Niega ser millonaria, pero…

Las acusaciones de la Fiscalía General de la República (FGR) involucran a la exjefa de gobierno de la Ciudad de México en el desvío de más de 5,000 mdp que fue revelado en 2017 por la investigación La Estafa Maestra de Animal Político y Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.

El martes se ordenó prisión preventiva contra Robles, por lo que deberá enfrentar el proceso complementario de investigación recluida en el Centro Femenil de Reinserción Social de Santa Martha Acatitla.

Cuando el juez emitió su decisión sobre la prisión preventiva solicitada por la fiscalía por considerar que Robles podría fugarse, la exfuncionaria argumentó que no contaba con recursos para escapar de la justicia mexicana.

“No tengo un patrimonio que me permita huir de la justicia. No tengo millones de pesos para irme a vivir a Canadá”, dijo Robles al juez como último recurso para evitar su encarcelamiento provisional, según diversos reportes de medios que asistieron a la audiencia.

Las declaraciones patrimoniales ante la SFP, sin embargo, contradicen la súplica de Robles. Entre 2012 y 2018, los ingresos de Robles Berlanga ascendieron a al menos TANTOS mdp netos solo por concepto del salario que percibió como secretaria de Estado.

En 2013, su primer año en Sedesol, la exmiembro del Partido de la Revolución Democrática (PRD) declaró ingresos mensuales por 168,123, con lo que su salario neto anual habría sido de alrededor de 2 mdp, mientras que al siguiente año ingresó 2.3 mdp.

En 2015, cuando Peña Nieto la reasigno en la titularidad de la Sedatu sus ingresos anuales bajaron a 1.7 mdp, aunque en 2016 su salario aumentó a 2.26 mdp anuales. Al año siguiente cobró 2.23 mdp y en el último año del sexenio ganó 2.29 mdp.

Robles cobró 12.78 mdp  de dinero público en el sexenio pasado, según sus propias declaraciones patrimoniales.