fbpx

13 de marzo 2019 | 5:00 am

Entre 2006 y el 13 de febrero de 2019, Petróleos Mexicanos ha registrado 2,133 denuncias por robo de hidrocarburo en autotanques, de acuerdo con cifras de la empresa productiva del estado, obtenidas vía transparencia por EL CEO.

En 30 de las 32 entidades federativas ha habido al menos una denuncia desde 2006, año en que la petrolera a cargo de Octavio Romero Oropeza comenzó a registrarlas. Quintana Roo y Baja California Sur son los únicos dos estados en los que no se ha presentado este delito, de acuerdo con datos de la firma.

Los estados con más incidencia son Veracruz, Tabasco, Tamaulipas, Puebla y Guanajuato.

Además los Sistemas Jurídicos Institucionales no registran el número de autotanques robados, sino las denuncias presentadas por este delito, por lo que existe la posibilidad de que el número de pipas hurtadas sea mayor.

Veracruz y Tamaulipas, los ‘focos rojos’

De las 2,133 denuncias que se han presentado por robo de combustible en autotanques, 65% se concentran en los estados de Veracruz y Tamaulipas.

En Veracruz, entidad gobernada actualmente por el morenista Cuitláhuac García, acumula 957 denuncias desde 2006.

Si bien el estado se ha mantenido constantemente como una de las de mayor incidencia de robo a pipas, los datos muestran un incremento de más de 100% entre 2016 y 2017. En ese periodo se pasó de 87 a 199 delitos.

El año pasado se tocó la cifra récord de 212 robos a pipas y, durante el primer mes y medio de 2019, en la entidad se registraron nueve denuncias por este ilícito.

La geografía de Veracruz, que se extiende en una franja a lo largo del Golfo de México, explica en parte los altos robos a pipas, ya que la parte sur de la entidad es la que tiene mayor cantidad de ductos y, en el norte, es más común la distribución de hidrocarburo vía autotanque.

“Al ser un estado tan grande, mucho (combustible) se distribuye por pipas; eso lo hace más vulnerable a este tipo de robos”, dice en entrevista Paul Alejandro Sánchez, CEO de Ombudsman Energía.

Sobre el alza en el número de pipas robadas desde 2017, esta coincide con la puesta en marcha del esquema de venta de gasolinas sin un precio único fijado por el gobierno. Fue en ese momento en que se establecieron precios máximos regionales, que se liberalizaron a finales del año.

Este llamado ‘gasolinazo’ ocasionó un alza de precios de alrededor de 20% en los primeros días de ese año.

“Es una cuestión de mercado que se dio cuando empezó a subir la gasolina”, comenta Sánchez. “Pareciera más como una protesta tras los gasolinazos, en los que la gente ya no está dispuesta a comprar formalmente y se acerca al mercado informal”.

Tamaulipas, vecino con Veracruz y actualmente gobernada por el panista Francisco García Cabeza de Vaca, registra un total de 443 denuncias en los últimos 12 años.

La mayor parte de estas ocurrieron entre 2012 y 2015, es decir, el mismo periodo en el que el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública registra un incremento en delitos de alto impacto como homicidio, secuestro y extorsión en la entidad.

En contraste, los estados que presentan una menor cantidad de denuncias son Aguascalientes, Campeche, Guerrero y Yucatán, con únicamente una denuncia registrada.

Baja California tiene dos y Colima y Nayarit, cuatro cada una.

Contraste con las tomas clandestinas

Salvo Veracruz, los estados donde se registra una mayor cantidad de robos a pipas no necesariamente son los que lideran el conteo de tomas clandestinas de ductos, de acuerdo con el ‘Reporte de tomas clandestinas 2018’, publicado por Pemex, que tiene información actualizada a octubre.

En materia de ordeña de ductos, delito conocido popularmente como ‘huachicoleo’, Puebla ocupó el primer lugar con 1,815 tomas clandestinas registradas en los primeros 10 meses del año pasado. Le siguen Hidalgo, Guanajuato, Veracruz y Estado de México.

Ese mismo año, los estados que registraron una mayor cantidad de denuncias por robo de pipas fueron Veracruz (212), Oaxaca (24), Michoacán (10) y Tamaulipas (13).