12 de octubre 2021 | 5:00 am

A nueve días de la fecha límite de la aprobación de la Iniciativa de la Ley de Ingresos de la Federación, el primer parlamento abierto sobre su análisis brilló por la falta  de contrapesos por parte de los diputados; mientras que las voces de empresarios solo encontraron eco sobre las dudas del documento entregado el pasado 8 de septiembre.

Durante cuatro horas desfilaron especialistas, analistas y académicos exponiendo dudas e inconformidades y por parte de los diputados solo tomó el micrófono el presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, Luis Armando Melgar, del Partido Verde y la secretaria de dicha comisión, Patricia Armendáriz de Morena. 

Previo a la realización del parlamento abierto, el PRI consideró que se trataba de un ejercicio hecho “al vapor” cuyo único objetivo es aprobar rápidamente la Ley de Ingresos.

Los temas que se trataron hicieron hincapié en el RFC a jóvenes mayores de edad, en la que los especialistas pidieron que, en caso de aprobarse, no sea obligatoria la declaración de impuestos, algo que la propia jefa del SAT, Raquel Buenrostro, ha descartado. 

Si van a concluir que los mayores de 18 años tienen la obligación de darse de alta (en el RFC) en su caso les pedimos que no se les obligue a expedir declaraciones y que no fueran sancionados por este tipo de omisiones porque en realidad no están llevando a cabo actividades económicas,

dijo Patricia López Padilla, integrante de la comisión fiscal de la Coparmex

La semana pasada, Buenrostro explicó que los jóvenes no deberán presentar declaraciones, a menos que ya perciban ingresos por alguna actividad económica. 

Si se aprueba la iniciativa de ingresos, tal cual se presentó el 8 de septiembre, los jóvenes sí tendrían que pagar una multa por no sacar su RFC, por lo que es necesario modificar el artículo 79 del Código Fiscal de la Federación, en el que se señalan las acciones consideradas como infracciones y en el artículo 80 el monto de las multas que van de los 3,870 pesos hasta los 11,600 pesos. 

Por su parte, el especialista en temas fiscales, Héctor González, dijo que era un paso acertado el RFC a jóvenes mayores de edad, pero coincidió en que no debe llevar obligaciones sobre declaraciones. 

Ojalá esta inscripción no lleve obligaciones, que sea una etapa previa y podamos alcanzar una cédula única ya sea con el RFC o con otro instrumento. Vemos positivo que se incluyan las personas, siempre y cuando no se les genere obligaciones fiscales,

dijo González

¿Cuánto pagaré de impuestos? SAT ayudará a jóvenes mediante régimen de confianza

IEPS a bebidas alcohólicas con objetivo complejo

Grupos empresariales del tequila, mezcal y cerveceros instaron a los Diputados a reformular el esquema del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a bebidas alcohólicas, una medida que dejaría a las arcas del gobierno 20,000 millones de pesos adicionales al año.

Sin embargo, la propuesta tiene un camino difícil, pues no fue incluida en el Paquete Económico 2022, y la fecha límite de los Diputados para la aprobación de la Iniciativa de Ley de Ingresos de la Federación es el 20 de octubre para luego ser turnada al Senado. 

Organizados en el movimiento Moderniza IEPS, las firmas piden transitar de un esquema Ad Valorem (valor del producto) que grava las bebidas alcohólicas por costo del producto, a uno Ad Quantum (contenido de alcohol), que lo hace por los grados de alcohol por litro de cada bebida. 

Es decir, bebidas de “mala calidad”, pero con alto grado de alcohol se pagaría un mayor impuesto.

Bajo el régimen actual existe una evasión fiscal de 11,000 millones de pesos anuales y con la propuesta del Ad Quantum consideran que es más fácil la fiscalización en el que los productores e importadores de bebidas alcohólicas son quienes pagan el IEPS una sola vez y la cadena comercial deja de ser un contribuyente evitando el huachicoleo fiscal, según el movimiento. 

Alfonso Mojica Navarro, director de la Cámara Nacional de la Industria Tequilera (CNIT), hizo el llamado a modernizar el IEPS, que desde 1980 se cobra bajo el esquema Ad Valorem, que refiere a 53% de impuesto por el producto, más el 16% del IVA y 4.5% del impuesto local en algunos estados.

Es necesario realizar una actualización al régimen fiscal actual aplicable a bebidas alcohólicas en México, el régimen de tributación actual (…) tiene un efecto negativo, de estancamiento, tanto para la Hacienda Pública como para los consumidores y constituye un riesgo para la salud fomentando un mercado ilícito de bebidas alcohólicas incentivando productos que se hacen pasar por tequila,

expuso Mojica en el parlamento abierto de Análisis al Paquete Económico 2022