fbpx

2 de mayo 2019 | 5:00 am

Reformar las leyes en torno a la tercerización laboral servirá de poco si no se mejoran los mecanismos para vigilar su cumplimiento, estima Pablo Lezama, director de la Asociación Mexicana de Capital Humano (AMECH).

“No pienso que el problema (de la tercerización laboral irregular) se vaya a solucionar con la modificación de una ley, sino con la aplicación de las leyes”, consideró el directivo en entrevista con EL CEO.

La tercerización, también conocida como outsourcing, es externalizar las actividades secundarias que realiza una empresa, a fin de que pueda concentrarse en ofrecer sus servicios. En la actualidad, existen muchos servicios que se pueden realizar a través de estas firmas, tales como limpieza y contratación de personal.

Sin embargo, el sector ha adquirido una reputación poco favorable debido a las firmas irregulares que se dedican a la evasión fiscal mediante el subregistro de empleados ante la seguridad social.

“Cuando la gente habla de outsourcing, generaliza y piensa que todo es malo, que se violan los derechos de los trabajadores y se precariza el empleo” cuando no necesariamente es así, pues las firmas de tercerización están obligadas por ley a pagar los mismos impuestos y cuotas de seguridad social que si la empresa lo hiciera de forma independiente.

Debatir para regular

En septiembre de 2018, la senadora de Morena, Freyda Marybel Villegas Canché, presentó una iniciativa para modificar el artículo 15-C de la Ley Federal del Trabajo, con el objetivo de que las empresas que contraten un servicio de tercerización se cercioren de que esta cumple con todas las certificaciones.

“Se espera que con la implementación de la NOM para regular la subcontratación, las empresas tendrán que certificarse y demostrar las actividades que llevan a cabo. Además, deberán dar de alta los sueldos adecuados para el personal, dar contratos, pagar impuestos, IMSS, Afore, Infonavit e IVA, sin embargo, consideramos que estos aspectos deben estar regulados a nivel de ley con la finalidad de garantizar los derechos laborales de los trabajadores y garantizar que todas las empresas que se dedican a la subcontratación estén debidamente certificadas”, menciona la legisladora quintanarroense en su iniciativa.

Esta iniciativa no fue contemplada en la discusión de la Reforma Laboral ni en las modificaciones a la Ley Federal del Trabajo (LFT) que se publicaron este miércoles.

En opinión de Lezama, cualquier modificación a la legislación actual en la materia necesitaría debatirse, pues podría afectar a las firmas regulares, sin impactar en aquellas que actualmente operan en la ilegalidad.

“Desaparecer el outsourcing no resolvería el problema de quienes no pagan impuestos, tampoco van a lograr que se recaude más dinero y sí van a afectar una industria que tiene muchos beneficios, dejándola en la incertidumbre”, comenta.

Por ello, el directivo asegura que es necesario generar una discusión amplia sobre el tema antes de generar una legislación. Además, llama a vigilar y hacer cumplir las normas que existen.