26 de junio 2019 | 9:00 am

Advertisement

Ante la perspectiva de una modificación legal al sector de la tercerización laboral el próximo periodo legislativo, especialistas y miembros del sector de capital humano se están uniendo en un reclamo: “Estamos suficientemente regulados, lo que deberían hacer es aplicar la ley”.

La figura de la subcontratación quedó asentada en la Ley Federal del Trabajo en noviembre de 2012, con la creación del Artículo 15-B, que regula por primera vez esta práctica.

El artículo, actualmente en vigor, prevé la necesidad de que los patrones verifiquen la solvencia económica de las firmas de tercerización y les exige declarar la solidaridad de obligaciones con los trabajadores. Asimismo, obliga a quienes otorgan este servicio a dar todas las prestaciones de ley a los empleados y a tenerlos registrados con su sueldo real ante las autoridades.

“Hoy por hoy la subcontratación tiene reglas que aparecen en las leyes; si se prohibiera en ley eso no significa que no sucediera”, considera Laura Obregón, directora de la firma de reclutamiento de personal Technicon.

En septiembre de 2018, la senadora de Morena, Freyda Marybel Villegas Canché, presentó una iniciativa para modificar el artículo 15-C de la Ley Federal del Trabajo, con el objetivo de que las empresas que contraten un servicio de tercerización se cercioren de que esta cumple con todas las certificaciones.

“Se espera que con la implementación de la NOM para regular la subcontratación, las empresas tendrán que certificarse y demostrar las actividades que llevan a cabo”, menciona la legisladora quintanarroense en su iniciativa.

Además, deberán dar de alta los sueldos adecuados para el personal, dar contratos, pagar impuestos, IMSS, Afore, Infonavit e IVA, sin embargo, “consideramos que estos aspectos deben estar regulados a nivel de ley con la finalidad de garantizar los derechos laborales de los trabajadores y garantizar que todas las empresas que se dedican a la subcontratación estén debidamente certificadas”.

Esta iniciativa no fue discutida durante el periodo legislativo más reciente, cuando se aprobaron reformas a la Ley Federal del Trabajo. Sin embargo, se espera que sea entre septiembre y diciembre, durante el próximo periodo ordinario de sesiones, cuando el tema se aborde en la Cámara Alta.

Para los especialistas del sector, esta medida no solucionaría los problemas que enfrenta actualmente el sector de outsourcing ni detendría a las formas que operan en la informalidad, y que son al menos nueve de cada 10 en el país, de acuerdo con datos de la Confederación Mundial del Trabajo (WEC, por sus siglas en inglés).

Lo único que falta en este país es la fiscalización. Ya se tiene el marco legal y las herramientas para determinar una situación fiscal completa

, Arturo Tiburcio, socio de la firma Hogan Lovells durante su participación en el Foro AMECH.

Expertos e integrantes del sector coinciden con el abogado, especialista en temas laborales, pues temen un escenario de sobrerregulación que no les permita operar, y que no combata a los otros tipos de esquemas.

Fiscalizar: un proceso atropellado

Las autoridades del SAT están de acuerdo en que deben existir mayores esfuerzos para erradicar la simulación en el mercado laboral. Sin embargo, aseguran  que mientras el número de denuncias no suba, las investigaciones tampoco podrán incrementarse.

“Es importante que haya denuncias, el número que recibe el SAT es poco y no trasciende porque a veces lo hacen por desquite y no por consciencia”, dijo Adrián Campos, administrador central de Declaraciones y Pago del SAT durante su participación en el evento.

Pero las cosas podrían no ser tan fáciles, pues muchas empresas prefieren no denunciar para no verse involucradas ni llegar “al radar del SAT”, explica en entrevista Diego García Saucedo, socio de la firma de asesoría laboral García Velázquez.

Prefieren mantenerse al margen porque si no, terminan involucrados cuando ellos solo quieren avisar de alguna irregularidad

, Diego García Saucedo

Campos destacó que existen algunos esfuerzos piloto que se han llevado a cabo en el último año, como el ‘visor nómina’, cuyo futuro todavía está por definirse debido a la complejidad que conlleva y a que es una plataforma de uso opcional.

“Estamos evaluando la permanencia de esta facilidad”, comentó durante su participación en el panel Tercerización de personal y cumplimiento de obligaciones fiscales y de seguridad social.

Sin embargo, la administradora central de Declaraciones y Pago de la misma institución, explicó que posiblemente en agosto comience a cargarse la información para el año fiscal 2019.

El ‘visor nómina’, anunciado en octubre pasado, permite cotejar la información de los recibos de nómina de personas físicas y visualizar el Comprobante Fiscal Digital por Internet.