fbpx

23 de marzo 2019 | 5:00 am

Luis Donaldo Colosio era una persona activa, analítica, persistente y asertiva, según el software Watson de IBM, que interpreta la personalidad humana a través del lenguaje.

De acuerdo con la herramienta, el excandidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI) asesinado hace 25 años en Baja California, se sentía cómodo liderando personas. En ese sentido, su discurso político que orientó hacia problemáticas sociales, estaba relacionado con la explosión del movimiento zapatista en Chiapas en 1994.

“Ese discurso autocrítico de Colosio, que contradecía a la postura salinista, era producto de que la campaña no levantaba, en parte por que el centro de atención en ese entonces estaba en Marcos”, dice Luis Espino, analista de discurso político.

EL CEO tomó como base para el análisis de Watson las 5,392 palabras que pronunció el sonorense en sus discursos del 6 de marzo de 1994 en el Monumento a la Revolución y el último que dio, 17 días después, antes de ser asesinado en el barrio tijuanense de Lomas Taurinas.

Del primero se desprenden algunas de las frases más representativas del político y es considerado el discurso con el que Colosio se deslindó de Carlos Salinas de Gortari, debido al contenido crítico que contenía sobre las problemáticas sociales que se desataron a lo largo del país durante el sexenio 1988-1994.

“Yo veo un México de comunidades indígenas, que no pueden esperar más a las exigencias de justicia, de dignidad y de progreso (…) Yo veo un México de campesinos que aún no tienen las respuestas que merecen (…) Yo veo un México de trabajadores que no encuentran los empleos ni los salarios que demandan (…) Yo veo un México de jóvenes que enfrentan todos los días la difícil realidad de la falta de empleo (…) Yo veo un México de mujeres que aún no cuentan con las oportunidades que les pertenecen (…) Yo veo un México de empresarios, de la pequeña y la mediana empresa, a veces desalentados por el burocratismo”

Luis Donaldo Colosio en el acto conmemorativo del LXV Aniversario del PRI

Para Watson, Luis Donaldo Colosio tenía una personalidad más extrovertida que el 99% de las personas, pero también era menos amable que el 58% de las personas, por lo que el software interpreta que valoraba sus propios intereses por sobre los de otros.

Colosio buscaba oportunidades para superarse a sí mismo y para demostrar que era una persona capaz, además de que sentía un gran respeto por los grupos a los que pertenecía y por su guía. Era más propenso al gusto por la música latina y a los libros de inversión financiera, y menos propenso al gusto por las películas bélicas, así como por acudir a eventos musicales en directo.

Análisis en contexto

Personality Insights es el servicio que utiliza las capacidades que tiene Watson de analizar la lingüística y teoría de la personalidad para inferir ciertos atributos a partir del texto desestructurado de la persona y así predecir cuál de los cinco grandes tipos de personalidad posee alguien.

El software está pensado para automatizar lo que hacen los psicólogos alrededor del análisis de la frecuencia, estilos de palabras y conceptos que manejan, aunque el equipo de IBM sigue entrenando al programa para que sus interpretaciones sean más precisas.

Para Luis Espino, el análisis que realiza Watson sobre las palabras de Colosio coincide con la estrategia de campaña del político, la cual giraba en torno al levantamiento zapatista que estalló en Chiapas en 1994.

No se sabe si la postura crítica hacia su propio partido contaba con la aprobación del entonces presidente Salinas de Gortari, pero a unos meses de las elecciones presidenciales, la campaña de Colosio estaba empañada por la insurrección indígena liderada por el Subcomandante Marcos, explica el experto.

El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) causó admiración en varios países del mundo y centró la atención en el aislamiento y atraso que padecía la comunidad indígena en México, así como los estratos sociales más bajos del país.

Por ello, le resulta lógico que el discurso de Colosio se haya redireccionado hacia una postura de mayor inclusión y de solución a los problemas sociales que indudablemente existían pero que otros líderes políticos no mencionaban.

“En la campaña presidencial tenía que competir contra ese movimiento de un líder social, guerrillero. Colosio ya no podía hablar de libre comercio, de apertura al mundo, de modernidad porque con el levantamiento de Chiapas se evidenció que los indígenas y los pobres quedaron fuera de todas estas cosas.

“Dicen que el decidió relanzar la campaña y que el relanzamiento de su campaña es el 6 de marzo, en ese discurso marca una diferencia con el gobierno, porque le tiene que demostrar al electorado que él no es exactamente los mismo que el anterior y esa diferencia la marca con lo que arroja Watson: la cercanía y la empatía que quería demostrar”, concluye Luis Espino.