19 de enero 2022 | 5:00 am

La explotación del litio como una facultad exclusiva del Estado y la generación de electricidad mediante la energía solar fueron algunos de los principales temas que surgieron en el primer debate del parlamento abierto de la reforma eléctrica.

En la iniciativa de reforma eléctrica, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), propuso que la explotación del litio no sea concesionada a particulares y que solo permanezcan vigentes los permisos que ya se concedieron. 

Incluso, en octubre pasado, AMLO advirtió que el gobierno negará la entrega de contratos y concesiones para la explotación de litio en México, aun si no se aprueba la reforma eléctrica. 

Para Rutiliio Cruz, gobernador de Chiapas, la explotación del litio debe ser exclusivo del Estado, especialmente porque México ocupa el noveno lugar a nivel mundial en las reservas de este mineral que se ocupa para la fabricación de baterías de autos eléctricos. 

El litio que hay en el subsuelo de la patria, es de los mexicanos. La explotación del litio en territorio nacional debe ser facultad exclusiva del Estado

declaró al participar en la primera mesa del parlamento abierto.

Según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), sus reservas comprobadas son por 1.7 millones de toneladas, aunque la empresa inglesa Bacanora Lithium asegura que podrían ser de hasta 4.3 millones de toneladas de litio. 

El mineral es empleado en múltiples dispositivos como tabletas, cámaras fotográficas, computadoras móviles y teléfonos celulares. 

Sin embargo, el país carece de experiencia en minar, explotar y romper piedra para extraer litio, dijo en una entrevista aparte Elié Villeda, analista del sector energético. 

Cerrar a los privados la participación en la extracción de litio será un estancamiento porque el Estado mexicano ni va a explotarlo ni a dejar que otros lo hagan.

“No hay un plan para que se explote. Si tuviéramos una empresa nacional minera que pudiéramos utilizar y que creara trabajos sería positivo, pero mientras no se tenga, no es positivo”, mencionó el especialista.

Lee: Litio, un mercado que se desperdiciará si se pone candado a los privados

En México solo hay un yacimiento de litio que abarca los estados de Chihuahua, Coahuila y Durango; dos empresas son las que tienen concesión para explotarlo: la china Ganfeng Lithium y la británica, Bacanora Lithium.

El gobierno mexicano dio permiso a estas compañías para que puedan extraer el litio de determinadas áreas a cambio de un pago acordado en un periodo establecido y con sus respectivos impuestos.

De acuerdo con datos del Sistema de Información Arancelaria Vía Internet (SIAVI), México importó 3.68 millones de dólares en 2020 en carbonatos de litio, ya que sus exportaciones solo  fueron de 188 dólares.  

Sonora, el primer impulso de la energía solar 

En cuanto a impulsar la generación de electricidad mediante energía solar,  Francisco Alfonso Durazo Montaño, gobernador de Sonora, destacó que su estado busca convertirse en el modelo  seguir de energía limpias.

“Actualmente, Sonora avanza en la construcción de una parque solar de 2,000 hectáreas que tendrá una capacidad de generación de 1,000 megawatts, con lo que será la planta solar más grande de Latinoamérica y la octava más grande del mundo”, manifestó. 

El gobierno del estado será dueño del 44% del parque solar y los ingresos se dedicarán íntegramente a reducir los costos del recibo de luz de los hogares sonorenses en los picos de verano e invierno.

A su vez, Sonora está avanzando en el programa de generación solar distribuida para las poblaciones de la Sierra Alta mediante la instalación, operación y mantenimiento de plantas solares de medio mega, y la producción energética de estas plantas será descontada de los consumos  eléctricos de los usuarios.

No te pierdas: Energías limpias tienen potencial con o sin reforma de AMLO