fbpx

10 de julio 2019 | 3:38 pm

Caja Libertad Servicios Financieros anunció que el abogado Juan Collado renunció a la presidencia de la compañía hasta que su situación legal se aclare, de acuerdo con reportes de prensa.

El abogado del líder sindical de Petróleos Mexicanos, Carlos Romero Deschamps, fue detenido el martes por su probable responsabilidad en los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita vinculadas a empresas financieras como Caja Libertad.

Más temprano este miércoles, medios reportaron que el empresario inmobiliario que presentó el recurso que tiene en la cárcel a Collado denunció que los verdaderos propietarios de Caja Libertad son los expresidentes Carlos Salinas de Gortari y Enrique Peña Nieto, y el gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién.

Reforma expuso que en una comparecencia en la Fiscalía General de la República (FGR) el 10 de junio, el empresario Sergio Hugo Bustamante Figueroa, accionista de Operadora de Inmuebles del Centro, declaró que Caja Libertad financió con más de 100 millones de pesos la campaña del gobernador del estado del bajío.

Bustamante Figueroa denunció haber sido timado por Collado en una operación relacionada con la compra de un inmueble de 156 millones de pesos, en donde se construyó un edificio de oficinas en la Zona Comercial Centro Sur de la capital queretana.

Quisiera mencionar que el señor José Antonio Rico Rico (su exsocio en la inmobiliaria y expresidente del Consejo de Administración de Caja Libertad), en una ríspida plática que tuvimos, recién descubrí el fraude que me había cometido

dijo el empresario.

El empresario refirió en sus declaraciones que “obviamente” los recursos de Juan Collado y el casinero Javier Rodríguez Borgio se dieron a Francisco Domínguez para su campaña, lo cual derivó en el triunfo en las elecciones.

“Tuve conocimiento por diversos conductos (llamadas telefónicas y mensajes personales) que (textual) no le buscara tres pies al gato dado que, atrás de Rico Rico y Collado estaba gente muy pesada que, en realidad eran los verdaderos propietarios de Libertad Servicios Financieros”, citó Reforma.

El empresario mencionó por su nombre a Enrique Peña Nieto, Carlos Salinas de Gortari, Francisco Domínguez Servién y Mauricio Kuri (líder de la bancada panista en el Senado), quien también es miembro del Consejo de Libertad Servicios Financieros.

El denunciante afirmó que Jesús Beltrán González, cuando fungía como director General de Libertad Servicios Financieros, le corroboró que los verdaderos dueños de la sociedad financiera popular eran los políticos y el casinero Rodríguez Borgio.

(Beltrán), me comentó que, él había elaborado los contratos privados que acreditaban la participación accionaria de varias personas en Libertad Servicios Financieros, me mencionó a Enrique Peña Nieto, Carlos Salinas de Gortari, Francisco Domínguez Servién, José Antonio Rico Rico, Juan Ramón Collado Mocelo, Javier Rodríguez Borgio

reiteró Bustamante.

Según Reforma, actualmente no están incluidos los políticos ni Borgio en la lista de personas buscadas por la justicia, aunque la investigación de la FGR continúa en curso respecto a la orden de aprehensión librada el 6 de julio por un juez de control en la causa penal 269/2019.