fbpx
Antena para telecomunicaciones

15 de mayo 2019 | 5:00 am

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quiere que todos los habitantes del país tengan acceso a los servicios de internet, pero tomará el camino más complicado para lograrlo.

Crear una empresa estatal para lograrlo, como propuso el mandatario el fin de semana durante una ceremonia en Nayarit, no debería ser la primera alternativa del gobierno federal, pues desestima la participación de terceros en el sector, coinciden expertos.

“El gobierno debe impulsar políticas públicas que involucren al sector privado. Si eso no funciona entonces es válido pensar en una empresa estatal, pero esa no debería ser la primera opción”, opina Gonzalo Rojon, director de The Competitive Intelligence Unit and Telecommunications Consultant (The CIU).

De acuerdo con López Obrador, el rezago de la cobertura en algunas regiones del país se debe a que a las empresas no les resulta viable llevar sus servicios a sitios poco poblados, por lo que prefieren enfocarse en las zonas más urbanizadas.

De los 2,473 municipios que existen en México, 658 no tienen acceso a internet fijo porque se encuentran dispersos y llegar a ellos es muy complejo y costoso, según dijo Luis Raúl Rey Jiménez, funcionario del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) en una exposición para la Escuela del Sur de Gobernanza de Internet este lunes.

El mayor reto tecnológico para la actual administración es robustecer la cobertura hasta rebajar esa cifra a cero.

Brecha digital

La teledensidad del servicio móvil de acceso a internet por entidad federativa –o cobertura del servicio por cada 100 habitantes por estado– varía entre el 36% y 100%, lo que significa una brecha digital de hasta 64%.

Luis Raúl Rey Jiménez reconoce que para las empresas privadas no es una prioridad llevar cobertura a los lugares con baja densidad poblacional debido a las dificultades que supone la instalación de equipo en esos lugares, y a la baja rentabilidad de negocio que significa.

Las tres entidades federativas con mayor cobertura en el país son Ciudad de México, Sonora y Baja California Sur, según el Banco de Información de Telecomunicaciones del IFT. En contraste, Chiapas, Oaxaca y Zacatecas son los tres estados con menor cobertura de internet móvil.

Esto obedece, dijo el funcionario, a cuestiones sociales y demográficas. Chiapas y Oaxaca están entre los tres estados con mayor cantidad de personas en pobreza extrema, según el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Llegar a estas poblaciones es inviable en términos económicos y de rentabilidad, por lo que es menester crear las condiciones necesarias para incentivar el despliegue de infraestructura, dice un estudio sobre Inversión en Telecomunicaciones de The CIU.

Pese a que el gobierno de López Obrador no ha dado mayores detalles sobre el plan de estructurar una empresa estatal para dicha labor, el Estado no debe cargar con todo el peso de la inversión para reducir la brecha digital en el país, explica Gonzalo Rojon.

“Una política pública muy atinada fue la de la banda de 2.5 megahertz, en la cual los operadores estaban obligados a llevar cobertura a ciertas poblaciones a cambio del uso del espectro. Otra opción podría ser una negociación con los grandes servicios como Google o Facebook. Sería más viable.”, detalla el experto.

Proveedores nacionales

De acuerdo con los datos del IFT correspondientes al tercer trimestre del 2018, en México existen poco más de 18 millones de hogares con acceso a servicio fijo de acceso a internet, lo cual corresponde al 52% de los 34 millones que registró el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en el mismo año.

Los principales participantes en el mercado son América Móvil, Televisa, Megacable, Totalplay y Axtel, con servicios que en su mayoría van de los 10 a los 100 megabytes por segundo.

En cuestión de internet móvil, actualmente se encuentran activas 88.2 líneas telefónicas con este servicio, lo que significa una cobertura nacional de alrededor del 71%, según los datos del IFT al cierre del año pasado.

América Móvil es el gran ente preponderante en el mercado móvil mexicano, con el 70.7% del total de líneas activas en México, seguido por AT&T, que abarca el 15.% del sector y Telefónica, que controla el 11.7% del mercado.

Desde junio de 2017, la mayoría de usuarios totales de internet móvil tienen servicio a través de la tecnología 4G, lo que garantiza una mayor velocidad de navegación y el accesos a servicios como la geolocalización en tiempo real o videollamadas en alta definición, por ejemplo.

Sin embargo, los beneficios de dicha tecnología no está repartida equitativamente en todo el país.