8 de mayo 2020 | 6:36 pm

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró el pasado 6 de mayo que el Gobierno federal no ha advertido un incremento en los niveles de violencia de género durante la cuarentena por COVID-19.

“En el caso de la violencia en general y la violencia contra las mujeres no hemos nosotros advertido un incremento, desde luego la forma que tenemos de medirlo son las denuncias que se presentan, puede haber cifra negra, pero en las denuncias no ha habido un incremento”, sostuvo durante la conferencia matutina.

No obstante, los dichos el mandatario han sido cuestionados por varios actores políticos.

Este 8 de mayo, por ejemplo, fue Laura Rojas, presidenta de la Cámara de Diputados, quien señaló que las agresiones a mujeres sí se han agravado durante los casi dos meses que ha durado el confinamiento impuesto por la Secretaría de Salud en la Jornada Nacional de distanciamiento social que fue extendida hasta el 30 de mayo.

De acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional Seguridad Pública, durante el primer trimestre de 2020, se registraron 3 millones 963,866 llamadas al 911, del cual, 4.29% tiene que ver con violencia doméstica.

Tan sólo en marzo, mes en el que comenzó el confinamiento en México, se registró un total de 26,171 llamadas por violencia doméstica, 21% más que las 21,628 recibidas durante el mismo periodo de 2019.

El gobierno de Ciudad de México alertó sobre aumento en el número de carpetas de investigación abiertas por violencia familiar en la Fiscalía General de Justicia (FGJ), pues de un promedio de 380 indagaciones al inicio de 2020 a 716 para finales del mes anterior.

“En una situación de confinamiento lo que está pasando es que las mujeres están encerradas con sus propios perpetradores en situaciones en las que tienen salidas muy limitadas”, dijo María Noel Baeza, directora regional de ONU Mujeres.

El organismo de Naciones Unidas señaló el 27 de abril en un reporte un aumento de la violencia en México, Brasil y Colombia y una duplicación del número de feminicidios en Argentina durante la cuarentena.

En México, las denuncias de violencia doméstica crecieron alrededor de 15% en marzo con respecto al año previo, mostraron datos oficiales.

“Desde que estamos en confinamiento, sí ha habido un aumento de las denuncias de violencia familiar, aunque la mayoría de los reportes son por violencia psicológica”, dijo Blanca Aquino, directora del Instituto Municipal de la Mujer de Veracruz, el estado mexicano con la mayor tasa de feminicidios del país.

Arusi Unda, de la organización feminista Brujas del Mar, dijo que al inicio del confinamiento había más denuncias de vecinos que escuchaban peleas en otras casas, así como un aumento de los casos de “violencia digital” y que ahora muchas mujeres están pidiendo ayuda para escapar.

“Ahora hay muchas mujeres pidiendo asesoría de cómo dejar la casa y llevarse a sus hijos sin que luego la pareja quiera quitárselos por la vía legal”, contó.

La violencia de género en Europa

Los servicios de emergencia en toda Europa registraron un aumento de hasta 60% en las llamadas de mujeres víctimas de violencia doméstica durante el confinamiento por el nuevo coronavirus, advirtió el jueves la regional Europa de la OMS.

“Los Estados miembros informan de un aumento de hasta 60% de las llamadas de emergencia de mujeres víctimas de violencia por parte de su pareja en abril de este año, en comparación con el año pasado”, afirmó Hans Kluge, director Europa para la OMS, en una conferencia de prensa en línea desde Copenhague.

“Las denuncias están aumentando en casi todos los países”, destacó por su parte una experta de la organización, Isabel Yordi.

Por su parte, la Agencia de Salud Sexual y Reproductiva de las Naciones Unidas (UNFPA) calcula que si el confinamiento continúa, en los próximos seis meses se producirán otros 31 millones de casos de violencia doméstica en el mundo.

La rama europea de la OMS, que comprende 53 países tan heterogéneos como Rusia y Andorra, tiene 1.6 millones de casos oficiales de enfermedad covid-19 y cerca de 150,000 muertes relacionadas con el virus, según las cifras de la organización.