Aplicativo para outsourcing. (iStock)

5 de abril 2021 | 4:39 pm

El gobierno federal y el sector privado llegaron este lunes a un acuerdo sobre la práctica del outsourcing y el reparto de utilidades, después de tres meses de diálogo.

“Hoy se logró un importante acuerdo entre dirigentes sindicales, empresariales y gobierno en materia de subcontratación y reparto de utilidades en beneficio de todos”, escribió AMLO en su cuenta de Twitter, tras una reunión en Palacio Nacional, a la que también asistieron representantes del Poder Legislativo.

“Los acuerdos alcanzados comprenden la prohibición de la subcontratación de personal, la regulación de la subcontratación de servicios especializados distintos del objeto social y de la actividad económica preponderante de la empresa contratante”, informó la Secretaría del Trabajo en un comunicado.

También se contempla el registro ante esa dependencia y la inscripción al padrón público de las empresas de subcontratación de servicios y obras especializados, la responsabilidad solidaria en caso de incumplimiento.

Una vez que la norma entre en vigencia, las empresas tendrán un plazo de tres meses para que los trabajadores subcontratados pasen a la nómina del patrón real.

“Adicionalmente, se llegó a un acuerdo sobre el tema de reparto de utilidades para evitar posibles distorsiones en empresas de uso intensivo de capital, creando dos modalidades para el cálculo del reparto. Con esta fórmula se elimina la discrecionalidad y se lograría un incremento del 156% en el monto del reparto de utilidades a los trabajadores”, destacó la secretaría liderada por María Luisa Alcalde.

Siguientes pasos

El senador de Morena, Ricardo Monreal, dijo que esto es resultado del diálogo y ahora toca el turno a la Cámara de Diputados para que se discutan estos acuerdos y se apruebe la iniciativa de reforma presentada por el presidente antes del 30 de abril, cuando concluye el periodo ordinario.

A inicios de noviembre, López Obrador mandó una iniciativa para regular el outsourcing y la subcontratación, argumentando que las empresas lo utilizan para evitar el cumplimiento de obligaciones con trabajadores, entre ellas el reparto de utilidades, así como el pago de impuestos al Servicio de Administración Tributaria (SAT)

Durante este periodo, en el que la discusión en el legislativo se detuvo a petición de los empresarios, quienes pedían analizar los impactos de los cambios propuestos, el gobierno a través de la Secretaría del Trabajo sostuvo reuniones con el sector privado y organizaciones sindicales. 

En México, el personal ocupado en outsourcing pasó de tres millones 578,247 trabajadores en 2014 a cuatro millones 685,356 en 2019, de acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).