23 de octubre 2018 | 5:00 am

La caravana de miles de hondureños que ingresó a México por la frontera sur en días pasados encendió los focos rojos de las autoridades mexicanas y estadounidenses, al tiempo que abrió la discusión sobre qué enfoque se le debe dar a la migración para tratar de resolver el fenómeno cuando las estrategias de contención y detención no han generado una solución.

Donald Trump lanzó mensajes desde Twitter en los que exigió a las autoridades de México frenar al contingente, amenazando con blindar su frontera además de dejar de dar apoyos a Honduras, Guatemala y El Salvador.

“Lamentablemente parece que la policía y el Ejército mexicano no pueden detener la caravana que se dirige a la frontera sur de los Estados Unidos. Se mezclan criminales y desconocidos del Medio Oriente. He alertado a la Patrulla Fronteriza y al Ejército de que se trata de una emergencia nacional. ¡Hay que cambiar las leyes!”, escribió este lunes el mandatario republicano.

Desde el anuncio de la llegada de miles de ciudadanos hondureños, la frontera sur fue reforzada con elementos federales quienes trataron de contener el paso.

Según cifras de la Acnur-ONU y Casa del Migrantes Saltillo, el contingente está compuesto de 7,233 migrantes –1,307 niñas, 1,070 niños, 2,234 mujeres y 2,622 hombres–, mientras que hay otros grupos de casi 1,000 que han comenzado a cruzar Guatemala. 640 han solicitado refugio.

La respuesta del gobierno mexicano a la crisis humanitaria se dio el pasado 19 de octubre, cuando el presidente Enrique Peña Nieto lanzó un mensaje donde advertía que su administración no permitirá el ingreso al país de manera irregular y violenta, ya que es un atentado a la soberanía.

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, dijo que su gobierno, el cual iniciará el 1 de diciembre, ofrecerá a los migrantes visas de trabajo y garantizó el respeto a sus derechos humanos.

En una gira por Chiapas, el pasado domingo, el tabasqueño dijo: “(Quiero) decirles que cuentan con nosotros, yo ofrecí visas de trabajo a los centroamericanos pobres que salen de su país porque no tienen opciones. ¿Por qué ofrezco eso para los centroamericanos? Porque va a haber trabajo para los mexicanos y trabajo para los centroamericanos en nuestro país”.

Ese mismo día, Olga Sánchez Cordero, propuesta para secretaria de Gobernación, declaró a la prensa nacional que el próximo gobierno está planeando que las personas provenientes de dichos países puedan emplearse en puestos para la construcción de proyectos, como el Tren Maya.

Migrantes en busca de llegar a México. (Reuters)

¿Qué fue del Plan Frontera Sur?

“Estamos convencido de que podemos convertir el desafío de la migración en una oportunidad para el desarrollo compartido de nuestras naciones”, dijo Peña Nieto en julio de 2014, en el evento en que presentó el Plan Frontera Sur que buscaba reglamentar el paso formal y ordenado en la zona.

La Tarjeta de Trabajador Fronterizo es para que personas de Guatemala y Belice puedan trabajar en estados como Campeche, Chiapas, Tabasco y Quintana Roo con una vigencia de un año y se tramitan ante el Instituto Nacional de Migración. Mientras que la Tarjeta de Visitante Regional es para una estancia de 7 días. El primero con un costo de 373 pesos y el segundo gratuito.

A casi cuatro años de aquel anuncio, que entre sus finalidades tenía la protección del migrante, la situación no ha cambiado, muestra de ello es lo que ocurre en los recientes días con la caravana. En aquella ocasión el mandatario anunció el arribo de elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, de la Marina y la Policías Federal para garantizar la seguridad en la región.

Fue una acción netamente policiaca que buscaba contener la migración por medio de la deportación masiva. Eso no resultó positivo porque las condiciones en Centroamérica empeoraban cada vez más: la pobreza, la violencia y por supuesto la corrupción

Rubén Figueroa, defensor de migrantes 

El también miembro del Movimiento Migrante Mesoamericano que actualmente acompaña la caravana agrega que lo que ocurrió en días pasados fue una represión contra las personas que trataron de ingresar, e incluso, según explica, se aplicó una separación estratégica de las familias.

Para Rodolfo Córdova, experto e investigador de temas migratorios, el fenómeno que se vive en estos días en la frontera sur es la muestra de la incapacidad del gobierno mexicano para encontrar “soluciones bien pensadas y humanas”.

Ante la falta de inteligencia y humanidad, es el hecho de mandar a la Policía Federal a evitar que la gente pasara, lo que pone en evidencia el fracaso de la política migratoria durante este sexenio y la urgencia de construir cosas nuevas a partir del 1 de diciembre

Rodolfo Córdova, experto en migración

Un ejemplo de un enfoque distinto

Rafael Robles Gil es un investigador de temas de islámicos y musulmanes, además que ha trabajado en programas de migración. Ante el fenómeno de la caravana de hondureños propone una solución de adaptación y pone como ejemplo a los sirios en Turquía.

“El estado turco ha sido inteligente para catalizar iniciativas de la sociedad civil y convertirlas en programas y políticas públicas. Iniciativas de atención a migrantes pese a la diferencia lingüística y cultural ha logrado la adaptación. En Estambul, que es la ciudad más grande, ha recibido a más de 600 mil sirios”, explica.

Lo anterior ha dado al gobierno turco un prestigio internacional por encontrar en la migración una oportunidad, elevar su reputación y mostrar que se pueden generar estrategia para abrir sus fronteras sin necesidad al rechazo, indica.

Un dato muy preciso, el principal colchón o amortiguador de la población de migrantes en casos de desastres o de crisis políticas son países semejantes, hermanados y no los países del primer mundo; esos han sido incapaces de absorber la migración de países que vienen huyendo

Rafael Robles Gil, investigador

“Creo que para México en la narrativa de la refundación del país, en la narrativa de la nueva república, la denominada cuarta transformación con la llegada de Andrés Manuel López Obrador puede ser un momento perfecto para dar entrada a un nuevo cauce de perspectiva de los hermanos que vienen de la región centroamericana”, expone.

El presidente Peña Nieto mandó hace unas horas un mensaje a los migrantes que lograron pasar la frontera sur y que actualmente se encuentran en territorio chiapaneco: “Hago un llamado respetuoso para que tengan claro que de mantenerse en esta actitud difícilmente podrán lograr su objetivo, sea de ingreso a los Estados Unidos o de permanencia en México”.