24 de febrero 2020 | 5:00 am

La Comisión Federal de Electricidad pagó de manera irregular casi 500 millones de pesos (mdp) en el último año del gobierno de Enrique Peña Nieto a tres empresas hermanas, reveló la Auditoría Superior de la Federación (ASF), en el informe la cuenta pública de 2018.

De acuerdo con el reporte, la subsidiaria Distribución, de la empresa productiva del Estado, concedió 488.2 mdp a través de convenios modificatorios que llegaron a cuadruplicar el 50% del contrato original, monto máximo permitido por la normativa de la CFE.

Las compañías beneficiadas fueron Tensor Cable, Tensor Mexicana y APP Insulators de México, cuya sede se encuentra en Monterrey, Nuevo León.

Los cuatro contratos, además, se asignaron vía adjudicación directa, debido a que en los concursos para compra de cable conductor alta temperatura y baja flecha HTLS, sistemas de red aérea compacta y transformadores sumergibles DDP, solo participaron estas firmas.

Antes de la celebración de estos convenios, el Consejo de Administración de la CFE incrementó las contrataciones por bienes muebles y servicios 79.3% sin justificación, dice el organismo.

En ninguno de los casos CFE Distribución mostró evidencia que justificara la necesidad de la adquisición de dichos bienes.

“Con base en los resultados obtenidos en la auditoría, se concluye que, en términos generales, la CFE Corporativo no cumplió con las disposiciones legales y normativas aplicables en la materia”, dice la ASF en la auditoría 507-DE.

Convenios dudosos

Las disposiciones generales sobre la compra y contratación de servicios de la CFE y sus subsidiarias, establecidas en el Diario Oficial de la Federación permiten modificaciones a los contratos originalmente pactados.

Sin embargo, la normativa también dice que estos se podrán incrementar “hasta en un 50% de su monto total”. Pero ninguno de los convenios modificatorios que analiza la auditoría respeta esta regla.

CFE le dio a Tensor Mexicana un convenio con el que el contrato CFE-0100-CAAAT-0024-2018 pasó de 100.9 mdp a 339.1 mdp por la compra de “transformadores sumergibles DDP”, según los datos de la ASF.

Esto significa un incremento de 135.9% al monto original del contrato o un excedente de 86.7 mdp a lo permitido por la ley.

App Insulator, que recibió un contrato para la compra de un sistema de red aérea compacta con valor de 28.6 mdp, logró un convenio modificatorio por 86 mdp. Cuatro veces más que el contrato original.

Por la segunda compra de sistema de red aérea compacta, la misma compañía obtuvo una adjudicación de 119 mdp. Pero el modus operandi se repitió, cuando la CFE le concedió un convenio modificatorio que elevó 200% el costo de la compra, hasta los 357 mdp.

A tensor Cable, por otra parte, la CFE le había adjudicado una compra de cable conductor alta temperatura y baja flecha HTLS por 119.9 mdp. Meses más tarde, ese contrato se elevó cuatro veces a 359.9 mdp, gracias a un nuevo convenio modificatorio fuera del marco legal.

Beneficiarios 

Los dueños de las empresas que se beneficiaron de los convenios son Omar y José Ramón González López, originarios de Ciudad de México, según datos del Registro Público de Comercio, obtenidos por EL CEO.

Por las irregularidades halladas en los contratos con las empresas hermanas, la ASF impuso cuatro pliegos de observaciones.

Algunas de las circunstancias que permitieron los actos fuera de ley, según listó el órgano, fueron la falta de evidencia del registro de la adquisición en el Programa Anual de Contrataciones de la CFE, de verificación del nivel de inventarios.

También remarca la modificación del contrato solo dos días después de la firma del contrato original, sin siquiera recibir una primera entrega de bienes. 

“(…) Que la empresa adjudicada pertenezca a un grupo empresarial al que se le adjudican otros tres contratos, entre otras irregularidades, se advierte la probabilidad de una manipulación de la contratación”, explica la ASF.

+Qa tercera entrega de la fiscalización de la cuenta pública de 2018 es la última que se puede adjudicar a la administración de Enrique Peña Nieto. 

Durante la recta final del sexenio pasado, Jaime Francisco Hernández asumió la dirección de la CFE.

Manuel Bartlett, actual director de la empresa, acusó a su antecesor de actos de corrupción en la compra de combustibles para generar electricidad.

La CFE registró el mayor gasto público en el primer semestre de 2018, mismo periodo en el que registró pérdidas por 76,304 mdp, de acuerdo con los informes de finanzas públicas de la Secretaría de Hacienda.