31 de marzo 2020 | 3:59 pm

El gobierno de la Ciudad de México emitió la Declaratoria de Emergencia Sanitaria por causa de fuerza mayor del Consejo de Salud de la CDMX con el objetivo de controlar, mitigar y evitar la propagación del COVID-19 en la capital.

La medida se determinó en concordancia con la emergencia sanitaria declarada por el Consejo de Salubridad General que en la sesión del 30 de marzo reconoció la epidemia ocasionada por el SARS-CoV2 (COVID-19) en México “como una emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor”.

Esta declaratoria está sustentada en el artículo 2 de la Ley de Salud del Distrito Federal, que señala que la Jefatura de Gobierno tiene la obligación de cumplir con el derecho de protección a la salud de los habitantes.

El aviso de declaratoria señala que se fortalece el Comité Científico de Vigilancia Epidemiológica y Sanitaria de la CDMX con la participación de la Secretaría de Administración y Finanzas; así como de la Agencia Digital de Innovación Pública y el Sistema de Aguas de la capital.

Asimismo, instruye a la Secretaría de Salud, la Secretaría de Administración y Finanzas y a los órganos desconcentrados -referidos previamente- para que, dentro del ámbito de sus atribuciones, realicen todas las acciones necesarias y pertinentes para la atención de la emergencia sanitaria.

Finalmente, la Gaceta señala que se asumirán las acciones establecidas en la Declaratoria de Emergencia Nacional, además de considerar la adecuación de medidas acordadas por el Consejo de Salubridad General, que serán publicadas mediante el acuerdo inmediato posterior.

El acuerdo entra en vigor a partir de este martes 31 de marzo, día de su publicación en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México y estará vigente hasta el que el Consejo de Salud de la CDMX determine la conclusión de la emergencia sanitaria.