fbpx

7 de agosto 2019 | 5:00 am

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) dejó en lista para la próxima semana la discusión sobre el caso de Carlos, un paciente que ha sido afectado durante casi dos años por las omisiones reglamentarias en materia de cannabis medicinal del gobierno mexicano y quien no ha podido obtener de manera legal el tratamiento de salud que necesita. 

El paciente, que tiene discapacidad mental, sufre ataques epilépticos y necesita utilizar productos derivados de la planta para “mantener su calidad de vida”, dijo en conferencia de prensa su madre y promotora de la acción legal, Margarita Garfias.

El amparo de Carlos, contrario al impulsado en 2016 por la familia de Grace, una niña que necesitaba medicamentos a base de cannabidiol para mejorar su salud y reducir sus ataques de epilepsia, pone el foco en las omisiones que ha cometido el poder Ejecutivo en materia de cannabis medicinal y abrirá la puerta para que otros pacientes puedan recibir el tratamiento que necesitan.

 Nuestro caso gira en torno a sensibilizar no solo al poder judicial sino a la sociedad del rostro de las omisiones

,dijo en conferencia Luisa Conesa, abogada de Carlos. 

El proyecto de sentencia fue elaborado por el ministro Eduardo Medina Mora y se discutirá en la segunda sala de la SCJN. Este reconoce que la falta de reglamento limita el derecho a la salud y ordena a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), que dirige José Novelo, a emitir su reglamento en 90 días. 

Desde la reforma a la Ley General de Salud en 2017, la Cofepris tiene la obligación de generar un reglamento que permita el uso de la cannabis con fines médicos. Hasta la fecha no ha sucedido.

El efecto del proyecto de sentencia opera en dos niveles, explicó Conesa.

En primer lugar, obliga a que se emitan lineamientos para que haya disponibilidad de medicamentos a base de cannabis de manera pública, que deberán ser proveídos por el gobierno; en segundo, permite a Carlos y a su madre encontrarse con una comisión médica, que decida cuál es el mejor tratamiento para atender sus necesidades. 

Este tratamiento correrá a cuenta de la Secretaría de Salud.

“Queremos que esto sea el principio del fin de la precarización de los pacientes que buscan una alternativa en sus manos para salvar su salud”, dijo la abogada. 

Viene un segundo amparo

El caso de Carlos no es el único que se discutirá en el máximo órgano judicial mexicano.

La Primera Sala discutirá un segundo amparo, promovido por la organización México Unido contra la Delincuencia (MUCD), en el que argumenta la necesidad de proteger a los pacientes y a sus familiares de los riesgos de recurrir al mercado negro de cannabis.

 La llegada de estos casos a la Corte es fundamental, pues demuestra que en materia de política de drogas una vez más es el poder judicial quien tiene en sus manos la posibilidad y responsabilidad de enmendar las omisiones del poder Ejecutivo y Legislativo

,consideró Tania Ramírez, integrante de la asociación civil. 

Hasta el momento, se desconoce la fecha en que la que será discutido. 

Discusión en el Senado, en puerta 

Ricardo Monreal, coordinador de los senadores de Morena, dijo el martes que espera discutir la ley que regula el uso de la cannabis durante el próximo periodo legislativo, que inicia en septiembre. 

La iniciativa busca legalizar plenamente el uso de la cannabis, tanto en el aspecto médico como recreativo. Fue impulsado el año pasado por la entonces senadora, y actual secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

Esta discusión no afecta la determinación de la SCJN.