15 de septiembre 2020 | 8:14 am

El presidente Andrés Manuel López Obrador informó este martes que enviará al Senado de la República la solicitud para realizar una consulta popular que juzgue a los últimos cinco expresidentes.

Durante la conferencia matutina, dio a conocer el escrito que Julio Scherer, consejero jurídico de Presidencia, entregará en punto de las 11 a.m. a legisladores de la Cámara Alta.

El escrito de 14 puntos que justifican la petición del titular del Ejecutivo incluye la posible pregunta que los ciudadanos votarían en caso de ser aprobada la consulta popular sobre expresidentes.

¿Están de acuerdo o no con que las autoridades competentes, con apego a las leyes y procediemientos aplicables, investigue, y en su caso sancione, la presunta comisión de delitos de los expresidentes Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, antes durante o después de sus respectivas funciones?

Fotografía: Presidencia

Para el mandatario, el juicio a expresidentes es de trascendencia nacional, por lo que amerita ser puesto a la consideración de la ciudadanía.

 Si el pueblo decide juzgar a los expresidentes, las instituciones tendrán un enorme respaldo para realizar esa tarea, si el pueblo rechaza la propuesta, nadie podrá acusar a las instituciones de encubrir o solapar conductas ilegales.

 aseveró Andrés Manuel López Obrador

El presidente requiere del Senado que turne la solicitud a la Comisión de Gobernación, o a cualquier otra responsable en materia, para su análisis.

La solicitud refiere que entre el 1 de diciembre de 1988 y el 30 de noviembre de 2018, México vivió un periodo caracterizado por la “concentración desmesurada de la riqueza”.

“Durante el sexenio de Carlos Salinas se pasó de tener 1 familia de multimillonarios en la revista Forbes, a 24 familias, las cuales fueron beneficiadas con la venta de los bienes y empresas de los mexicanos” señaló el mandatario.

Respecto a Vicente Fox, sostiene que intervino indebida e ilegalmente en el proceso electoral de 2006 a fin de evitar el triunfo de la oposición.

“A la luz de la detención de (Genaro) GarcíaLuna, la actitud de Felipe Calderón sólo puede explicarse como fruto de una extremada irresponsabilidad o de complicidad, activa o pasiva, con la delincuencia organizada”, dijo.

Por último, manifestó que las denuncias Emilio Lozoya apuntan al origen ilegal de una parte de los recursos en la campaña electoral de Peña Nieto.