Economía de México en 2020. (Reuters)

26 de marzo 2020 | 8:44 am

El presidente Andrés Manuel López Obrador pidió una tregua a las potencias económicas ante la emergencia sanitaria del coronavirus, que comienza a acentuarse en México y otros países de América Latina. 

“Las grandes potencias tienen que ayudar a establecer una especie de tregua para que no haya cierres de fronteras, con políticas arancelarias unilaterales”, dijo en una videoconferencia con los líderes de los países del G20 la mañana de este jueves.

Se trata de la primera reunión del mandatario con las autoridades de otros países, aunque virtual. Desde el inicio de su sexenio, López Obrador se ha negado a realizar giras internacionales para reunirse con jefes de Estado bajo el argumento de que su prioridad es atender los problemas que aquejan al país. 

El presidente también pidió también que no prevalezcan los monopolios comerciales y que no se utilizara el precio del petróleo para afectar la economía de los pueblos, además de “cerrarle el paso a la especulación financiera” para estabilizar la economía mundial. 

Hacia el final de su participación, dijo que habló de rechazar el racismo y la discriminación.

López Obrador no perdió oportunidad de decir la frase de aliento que suele repetir cada mañana antes de iniciar las conferencias de prensa.

“Les dije: ‘Ánimo’, vamos a vencer, con la fraternidad universal”.

La videoconferencia extraordinaria fue convocada por las grandes economías del mundo para coordinar medidas ante el brote del coronavirus y su impacto económico, en momentos en que los contagios a nivel global superan las 470,000 con más de 21,000 muertos. 

Coordinación de bancos centrales

Los líderes del G20 manifestaron el compromiso para resolver las interrupciones en las cadenas de suministro mundiales y pidieron a los ministros de Finanzas y gobernadores de los bancos centrales que mantengan una coordinación regular, así como con organizaciones internacionales para desarrollar un plan de respuesta a la pandemia.

Al inicio del encuentro virtual, el rey Mohammed Bin Salman de Arabia Saudita, pidió aumentar el financiamiento para una vacuna, reanudar el flujo de los bienes y servicios lo antes posible en las cadenas de suministro y ayudar a los países en desarrollo a superar la crisis sanitaria global.

En el ámbito comercial, el G-20 debe enviar una fuerte señal para recuperar la confianza en la economía global al reanudar, lo antes posible, el flujo de bienes y servicios, especialmente suministros médicos vitales.

Mohammed Bin Salman, rey de Arabia Saudita

El G-20 es presidido actualmente por Arabia Saudita y ha enfrentado críticas por su lenta respuesta ante la crisis que se espera provoque una recesión global. Algunos países miembro ya anunciaron paquetes de estímulo económico para contrarrestar los impactos en los sectores económicos y de negocio, como el de las aerolíneas y pequeños comercios.

Por cierto, estas son 8 medidas con las que el comercio internacional puede ayudar a combatir los efectos del virus

Pero hay crecientes preocupaciones sobre medidas proteccionistas que adoptan o discuten algunos países como respuesta.

La Cámara de Comercio de Estados Unidos instó a los líderes del G-20 a realizar un compromiso de igual magnitud que los de Australia y Canadá para mantener abiertas las cadenas de suministros y evitar controles a las exportaciones.

Con información de Reuters