Proyecto del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México

22 de febrero 2021 | 1:58 pm

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) estimó que el costo de la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) podrían ser hasta dos veces mayor al  estimado por el gobierno federal.

La ASF presentó el informe de la cuenta Pública 2019 que analiza el desempeño de las distintas dependencias durante el primer año de la administración de Andrés Manuel López Obrador. En dicho informe se incluye el desempeño de la cancelación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, una de las primeras acciones de gobierno.

El resultado de la ASF es que la cancelación podría costar 331,996 millones de pesos, cifra muy por encima de los 100,000 millones de pesos calculados por la SCT, en el documento “Razones para la cancelación del proyecto del Nuevo Aeropuerto en Texcoco”.

El monto, explica la ASF, se compone en 49.3% por los costos no recuperables de la inversión ejercida en el periodo 2014-2018, la terminación anticipada de los contratos y convenios de obra, adquisiciones y servicios, así como el costo derivado del esquema de financiamiento para la recompra de un porcentaje de los bonos emitidos, la liquidación de certificados bursátiles de la Fibra-E, y los costos legales derivados de la cancelación del proyecto.

El 50.7% restante representa costos adicionales que se derivan de obligaciones pendientes para la cancelación como la liquidación de la totalidad de los bonos emitidos, contratos pendientes de liquidar, así como juicios y demandas en proceso.

El monto calculado por la ASF de la costo cancelación del NAICM podría ser incluso mayor en el futuro pues está pendiente la liquidación del 70% del valor de los bonos emitidos para financiar el proyecto y que no fueron recomprados, que asciende a 79,265 millones de pesos, además podría incrementarse por una baja en la calificación crediticia de los bonos.

Además se deberán pagar comisiones o intereses generados por los bonos en circulación pendiente de recompra, los cuales, indica la ASF se verán afectados por las variaciones en el tipo de cambio.

Se suma que a 2019 continuaban en proceso de resolución 41 juicios de amparo, 1 juicio contencioso administrativo y dos demandas de arbitraje internacional, derivados de la terminación anticipada de los contratos.

Estos procesos pueden requerir solicitar asesoría y representación legal para concluirlos, lo que también se sumaría a la cuenta.

De ese análisis y prospección, la ASF determinó ocho resultados, de los cuales dijo que en tres no había irregularidades y uno fue solventado por Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México antes de la emisión del Informe.

De los cuatro restantes derivaron seis recomendaciones al Desempeño y una Sugerencia a la Cámara de Diputados.

En opinión de la ASF, los resultados muestran que, en términos generales, el GACM cumplió con los procesos llevados a cabo para la terminación anticipada de los contratos y los convenios suscritos para el desarrollo del NAICM, así como para la recompra de los bonos y la liquidación de la Fibra-E constituida; sin embargo, se identificó que el grupo aeroportuario careció de un mecanismo para generar, integrar, consolidar, reportar y comunicar la información que permita cuantificar cuál ha sido el costo total de la cancelación del proyecto de inversión, lo que evidencia la necesidad de fortalecer la gestión del grupo aeroportuario, a fin de contar con mayor certeza sobre el costo real de la cancelación del proyecto de inversión

indicó la dependencia.

AMLO desestima información

Durante la conferencia de prensa matutina del 22 de febrero, medios de comunicación cuestionaron al presidente sobre los resultados del informe, a lo que respondió diciendo que estaban errados los datos de la ASF.

“Pues sí exageran. Y no sólo eso, están mal sus datos, yo tengo otros datos y se va a informar aquí; y ojalá y lo hagan ellos, los de la Auditoría Superior de la Federación, porque le están dando mal la información a nuestros adversarios y yo creo que no deben de prestarse a esas campañas” dijo el mandatario.

Agregó que le gustaría que la dependencia aclarara el dato. “Si fuese así, pues entonces nos iba a costar el aeropuerto no 300,000, sino 600,000 millones, el aeropuerto de Texcoco. Entonces, aun así, nos ahorraríamos como 300,000 millones con el aeropuerto que estamos construyendo en lo que era la base militar de Santa Lucía”, indicó.

El aeropuerto fue cancelado debido a cambios en el alcance del proyecto y su impacto en los costos, aumento de las aportaciones federales, insuficiencia de financiamiento, retrasos en la entrega y otras irregularidades también documentadas por la ASF en cuentas públicas anteriores.