19 de marzo 2019 | 5:00 am

Un conocido crítico de la concentración en el sector bancario es quien ocupa ahora la titularidad de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Adalberto Palma fue designado en noviembre como el nuevo presidente del regulador bancario, en sustitución de Bernardo Gómez Rosas y comenzó su encargo en diciembre, al llegar Andrés Manuel López Obrador a la presidencia de la República.

Para entonces, Palma y el actual mandatario ya habían trabajado juntos.

Durante la campaña electoral de 2018, la tercera carrera de López Obrador por la presidencia de la República, el ahora titular de la CNBV colaboró a título personal con el equipo de campaña – en particular con el empresario y actual jefe de oficina de la presidencia, Alfonso Romo – en temas relacionados con la banca de desarrollo.

En el Proyecto de Nación 2018-2024 que presentó el entonces candidato morenista – y que ya no está disponible en línea –, se especifica el deseo de que el gobierno mexicano incursione en nuevos sectores por medio de la banca de desarrollo.

“Los esfuerzos en materia de financiamiento al desarrollo se encuentran dispersos entre un amplio número de instituciones, lo que limita su eficacia; en ese sentido, en muchos de los casos algunos de los clientes son los mismos”, destaca el documento, que propone crear laboratorios de innovación con recursos de banca de desarrollo, fomentar la inversión en investigación y laborar instrumentos financieros de captación y asistencia técnica.

El documento también contempla la necesidad de realizar evaluaciones y métricas de desempeño tomando en cuenta indicadores cualitativos y cuantitativos, contribuir a la generación de cadenas de valor, implementar políticas para el sector y fomentar el desarrollo tecnológico.

Palma, crítico con los grandes bancos

Durante su trayectoria profesional, Palma se ha hecho una reputación por dos cosas: ser un impulsor de la banca mexicana y por sus críticas a la concentración del sector bancario, “dominado” por las siete instituciones más grandes del sistema: Banamex, BBVA, Banorte, Santander, Scotiabank, HSBC e Inbursa.

Desde la Unión de Instituciones Financieras Mexicanas (Unifimex), este ingeniero químico del Tecnológico de Monterrey, ha promovido una regulación más flexible para los pequeños bancos nacionales bajo el argumento de que para los organismos más pequeños es difícil competir con la regulación aplicada a los grandes bancos.

La Unifimex tiene como objetivo contribuir al cambio de arquitectura en el sistema financiero, donde se integren diversos actores del sector para ampliar la oferta y estimular la competencia, de acuerdo con su página web.

Entre sus asociados están Banco Azteca – propiedad de Ricardo Salinas Pliego, uno de los empresarios más cercanos a López Obrador –, Afirme, Compartamos, Interacciones, Multiva, BanCoppel, CIBanco, Intercam, InvestaBank, Grupo Bursátil Mexicano, Vector Casa de Bolsa – perteneciente a Alfonso Romo.

Trayectoria en el sector

Antes de asumir como titular de la CNBV, Palma también fue director ejecutivo de The Aspen Institute México, una organización de la sociedad civil dedicada al desarrollo de actividades vinculadas a la educación, el liderazgo y las políticas públicas. Actualmente, la institución es presidida por Juan Ramón de la Fuente, exrector de la Universidad Nacional Autónoma de México y actual embajador y representante en México ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Pero su trayectoria en la Banca Mexicana inició hace casi medio siglo. En 1975, ingresó a trabajar a Banamex y desde 1984 hasta 199 ocupó varios cargos directivos en Citibank México. Fue director ejecutivo de la firma entre 1989 y 1990.

Entre 1999 y 2003 fue miembro de la junta de gobierno del Instituto para la Protección al Ahorro Bancario (IPAB), según consta en su declaración patrimonial y de intereses en Declaranet.

También dirigió las operaciones bursátiles, de cambios y banca de inversión cuando fue presidente de General Bankers Trust México, entre 1994 y 1998.

Asimismo, ha sido miembro del consejo de la Bolsa Mexicana de Valores, consejero independiente de Grupo Actinver, Círculo de Crédito, Bienestar y Servicios Financieros y vicepresidente de la Asociación Mexicana de Intermediarios Bursátiles.