20 de abril 2021 | 5:00 am

El mundo de venture capital es un juego de números donde los fondos con los equipos más complementarios, el mejor acceso a oportunidades y las mayores herramientas para apoyar a las empresas de sus portafolios han sido los grandes triunfadores.

De las casi 2,000 firmas de venture capital que existen en Estados Unidos, sólo el 5.6% cuenta con más de 1,000 millones de dólares de activos bajo administración, siendo los principales jugadores en el mercado firmas como a16z (Andreessen Horowitz), Lightspeed Partners, Sequoia Capital, Bessemer Venture Partners y New Enterprise Associates (NEA).

Esta tendencia se repite también en mercados emergentes, donde solo algunos fondos han sido los grandes ganadores; por ejemplo, en Latinoamérica no hay startup que no busque hacer su pitch a Monashees y Kaszek, mientras que en Asia los fondos con mayor reputación son SOSV, East Ventures, Tiger Global Management, o incluso los brazos de inversión de firmas reconocidas en Estados Unidos, como lo son Sequoia Capital India y China, Lightspeed Partners India y China, GGV.

Para entender el éxito de estas firmas de inversión, hay que comprender cómo se formaron. La génesis de los fondos de venture capital se da de tres grandes formas:

Fundadores con antecedente emprendedor. Algunos de los fondos emblemáticos han nacido de individuos que fueron emprendedores. Por ejemplo, a16z (Marc Andreessen cofundó múltiples empresas de internet, como Netscape) y Kaszek (Hernán Kazah co-fundó MercadoLibre).

La característica común es haber creado una empresa, crecerla y posicionarla en el mercado como una startup relevante. Como fondo, su propuesta de valor es centrarse mucha más en los emprendedores y apoyarlos de acuerdo con sus experiencias previas. Algunos de estos administradores de fondos han logrado desarrollar habilidades de inversión alcanzando rendimientos sobresalientes.

El hecho de ser emprendedor y conformar un fondo de venture capital no asegura que el vehículo de inversión será exitoso. Hay muchas habilidades que se requieren como inversionista de venture capital que los emprendedores no tienen. De acuerdo con CB Insights, de las 100 mejores firmas de VC en el 2017, solo el 38% de los administradores de estas fueron emprendedores en el pasado.

Administradores con formación de inversionistas de VC. La segunda clasificación de fondos de venture capital es de aquellos que tienen una formación como inversionistas, y cuentan con las habilidades de análisis, estructuración, formación y administración de portafolios.

Estos administradores de fondos buscan crear un equipo que ofrezca un valor diferenciado a las startups, desde mejora de sus productos, hasta introducciones con potenciales clientes e inversionistas. Eric Archer, co-fundador y Managing Partner en Monashees se formó como inversionista en Venture Capital en la reconocida firma de Estados Unidos, General Atlantic. Por otro lado, Rob Stavis, Partner de Bessemer Venture Partners cuenta con más de 20 años de experiencia en inversión en Venture Capital y anterior a eso estuvo 14 años desarrollando su carrera en la firma de banca de inversión Salomon Brothers.

Al igual que con las firmas fundadas por emprendedores; a la fecha no se ha encontrado alguna correlación entre los años de experiencia como inversionista en venture capital de los administradores de fondos y el rendimiento de los mismos.

Administradores con experiencia híbrida de emprendedor e inversionista. En ocasiones, para fundar un fondo de venture capital se unen un emprendedor y una persona con experiencia en inversiones.

Este complemento es atractivo ya que unen fuerzas combinando su experiencia, conocimientos y redes de negocios. Algunos ejemplos de estos son: The Venture City, firma de VC basa en Miami, donde una de las cofundadoras estuvo más de 11 años desarrollándose en empresas de tecnología en sus etapas temprana, como Facebook e eBay, mientras que la otra co-fundadora fue socia de una boutique de servicios financieros durante casi 20 años antes de entrar a venture capital.

Otro ejemplo claro de esta categoría de fondos es B Capital, firma de inversión asociada con Boston Consulting Group, quien fue fundada y es administrada por el cofundador de Facebook, Eduardo Saverin, y Raj Ganguly, un profesional con más de 20 años de experiencia en la industria de consultoría estratégica y Venture Capital. Esta combinación puede ser explosiva obteniendo mejores resultados que las dos primeras alternativas, ya que junta las habilidades de construcción de portafolio de uno de los administradores, con la empatía y entendimiento hacia los emprendedores del otro administrador.

Cómo ser un fondo exitoso

En la vida de un fondo de venture capital, la experiencia y el renombre de los fundadores no lo es todo; existen múltiples factores que se deben tomar en cuenta para ser exitosos y trascender dentro del ecosistema.

Disciplina de tesis de inversión y track record. 

Es importante construir un track record con retornos robustos y sobresalientes durante la vida del fondo. El tener unicornios dentro del portafolio es relevante para los fondos de venture capital, ya que estos pueden retornar todo el valor del fondo. Los fondos más reconocidos de VC son aquellos que tienen más unicornio en sus portafolios de inversión, también llamados Unicorn Hunters. Dentro de los fondos más destacados en este rubro (a Mayo de 2019) se encuentran: Tiger Global Management (32+ unicornios), Tencent (30+), Softbank (28), Sequoia Capital China (25), Sequoia Capital (23) y Kleiner Perkins (20).

Tesis de inversión disruptiva

Usualmente los fondos que logran crecer y ser ganadores son aquellos que tienen en su filosofía de inversión innovación y tecnologías disruptivas. Solo invierten en startups con modelos de negocio novedosos y con visión a futuro. Un ejemplo claro de esta visión es la que tuvo Marc Andreessen en 2011, cuando publicó su ensayo llamado ‘Software is eating the world’.

Construcción y crecimiento de marca

El éxito de un fondo es la generación de una marca que transmite confianza hacia los inversionistas, soporte a los emprendedores, e impulso al ecosistema de venture capital.

Generación de pipeline

Es una de las principales características de los administradores de fondos exitosos. Tienen la capacidad de generar pipeline propio, soportado en su marca, en sus redes y en su conocimiento del ecosistema. Para poder construir un portafolio con el 1% de las startups más sobresalientes, un fondo debe ver alrededor de 3,000 startups durante su periodo de inversión, construyendo así un selectivo portafolio de 30 empresas.

Relaciones estratégicas con GPs

El ecosistema de VC es el agregado de participantes, y como tal, un administrador deber forjar relaciones de largo plazo con otros fondos, considerándolos aliados, y no competidores. Esto le permitirá acceder a mejores oportunidades de inversión y poder vender a las startups de su portafolio con mayor facilidad.

Construcción de relaciones de largo plazo con LPs

Sin capital no existiría ningún fondo de venture capital. Los Limited Partners son la gasolina que mueve al ecosistema de Venture Capital. Tienen una visión de largo plazo y su labor es encontrar a los mejores administradores de fondos para obtener rendimientos superiores al mercado.

Los fondos de VC son organizaciones compuestas por individuos, sino hay un enfoque de desarrollo organizacional, la organización no estará destinada a perdurar. Los individuos pasan, las organizaciones perduran.

Los fondos deben establecer procesos de inversión robustos, de esta forma podrán escoger de mejor manera sus inversiones, y le dará más visibilidad y entendimiento sobre el proceso a los emprendedores.

¿Por qué lo fondos de venture capital no crecen en México?

Limitado ecosistema de emprendimiento: Los detonantes de la innovación y el emprendimiento en México son escasos, con iniciativas gubernamentales limitadas y pocas universidades que incentivan una cultura de emprendimiento en la sociedad, lo cual provoca que las pocas oportunidades de crear un posible unicornio sean altamente competidas entre solo unos cuantos fondos.

Falta de profesionalización de la industria: La práctica de venture capital en México no se ha profesionalizado, y son pocos los fondos que han logrado levantar múltiples vehículos de inversión a través de los años, lo cual también ha provocado que los procesos de levantamiento sean muy tardados y complicados.

Competencia regional y global: A pesar de que México es el mercado clave para cualquier startup pensando en expandirse en Latinoamérica, cada vez hay más competencia por parte de firmas de VC en Brasil o Estados Unidos que tienen la capacidad de ofrecer una propuesta de valor más atractiva a los emprendedores en términos de experiencia, contactos y capital.

Portafolios sin visión global: Las tesis y estrategias de inversión son muy regionales, con muy pocos fondos tratando de encontrar oportunidades en otros países. Lo cual limita la capacidad de los fondos locales de identificar oportunidades verdaderamente innovadoras y disruptivas.

Sin duda alguna, los fondos de venture capital son clave para el desarrollo de las nuevas empresas, pero más allá del capital, estos deben enfocarse en ofrecer una propuesta diferenciada a los LPs y a las startups del portafolio, a través de equipos diferenciados, construcción de redes de negocio y relaciones robustas y duraderas que generen una marca confiable.

Al final del día, sólo los fondos con visión, compromiso y desarrollo de equipo a largo plazo son los que podrán competir en el ecosistema de venture capital global.

“Un fondo de primera vez es aceptable, pero no un inversor por primera vez” – Mahendra Ramsinghani, Secure Octane Investments

*Héctor Shibata es profesor en el EGADE Business School del Tecnológico de Monterrey y director de Inversiones de AC Ventures, un fondo corporativo de venture capital donde es responsable de liderar los procesos de inversión en startups y fondos, y administrar el portafolio. Ejerce la clase del MBA de Financiamiento para el Emprendimiento. Participó en una startup fintech y ocupó cargos previos en private equity y en banca corporativa y de inversión en México y Nueva York. 

Este texto es una columna de opinión. Su contenido es responsabilidad del autor y no representa necesariamente la postura de EL CEO.

Héctor Shibata también escribió sobre: 

Inversionistas invisibles en el venture capital

La dinámica de los equipos de alto rendimiento

Ticket al éxito a través del financiamiento de venture capital