fbpx

8 de octubre 2019 | 5:15 pm

El Plan de Cobertura Social 2019 que tiene por objetivo dotar de conectividad a las zonas más alejadas y marginadas de México podría abrir oportunidades de negocio para las empresas de telecomunicaciones, aseguró Salma Jalife Villalón, titular de la Subsecretaría de Comunicaciones y Desarrollo Tecnológico.

En conferencia de prensa, la funcionaria dijo que esto será posible por el mapa de esta política pública que muestra todas las zonas prioritarias del país que no tienen acceso todavía a ningún tipo de servicio de conectividad.

Este programa muestra todas las localidades que no tienen ningún tipo de cobertura, una información que facilitará a las empresas tomar decisiones de negocios, señaló Jalife Villalón.

Cada una de las empresas va a decidir, de acuerdo a su programa, las zonas de cobertura y también va a considerar otras estrategias como el bienestar en sus proyectos

En el caso de concesionarios con infraestructura desplegada, estos podrán identificar si amplían su cobertura garantizada a zonas sin cobertura en este programa, aunque es una decisión que corresponderá a las empresas que ya participan en el mercado.

En este sentido, la titular de esta división de la SCT considera que elementos como el hecho de que hay poblaciones muy pequeñas pueden llevar a las empresas a pensar que no es negocio conectar esas zonas, sin embargo, hay un universo de zonas con poblaciones entre 300 y 5,000 personas que podrían ser atractivas.

Esto, en la medida en la que los propios concesionarios identifiquen qué tienen cerca, por lo que la SCT hizo el ejercicio de ubicar el último punto de cobertura garantizada para poder extenderse, a partir de ahí, 20 kilómetros a la redonda y tener la certeza de qué hay disponible.

La política pública no está orientada a una empresa en particular, sino a cualquier empresa que quiera invertir y necesite información precisa para tomar decisiones más informadas

La SCT descartó que con este plan se establece obligación alguna a cualquier empresa privada para que dé cobertura en una zona específica, pues eso significaría que le imponen condiciones adicionales sin saber cuál es su plan de negocios.

No obstante, precisó que el IFT puede establecer, en caso de que así lo considere, condiciones de cobertura geográfica, poblacional o de cobertura social, incluyendo a CFE Telecomunicaciones e Internet para Todos. 

Van por más Centros de Inclusión Digital

Los ahora llamados Centros de Inclusión Digital son las instalaciones que existen en cada uno de los estados del país que en la administración de Enrique Peña Nieto eran conocidos como ‘Puntos México Conectado’, con un total de 32 en todo México.

La intención de la actual administración es que existan un mayor número de este tipo de centros para que puedan llegar a las comunidades indígenas, bajo un esquema en el que haya un facilitador con todos los conocimientos para dar capacitación y que se multipliquen a los rincones en donde sean requeridos.

Para ello, la SCT tiene que considerar elementos como infraestructura disponible, conectividad y equipos, aunque no descarta que en el modelo que desarrollen puedan faltar alguno de estos elementos tecnológicos, lo que no tendría que ser un impedimento para poder tener mayor alcance.

Por esa razón, la Subsecretaría liderada por Jalife Villalón trabaja de manera conjunta con algunas instituciones que ya cuenten con algún espacio físico, a fin de que este mismo facilitador pueda adaptarse y cumplir con las necesidades de la población.

Actualmente, colabora con el Instituto de la Juventud (INJUVE), el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) y la Secretaría del Bienestar a través de sus centros integradores de desarrollo a fin de que la SCT integre la parte digital.