27 de agosto 2020 | 11:04 am

TikTok, que se quedó sin CEO este jueves, está próximo a cerrar un acuerdo para vender sus activos en EU.

Kevin Mayer, CEO de TikTok, renunció este jueves a la empresa debido a los embates que ha recibido por parte del presidente estadounidense, Donald Trump. Vanessa Pappas, jefa de negocios de TikTok en Estados Unidos, sustituirá a Mayer, dijo la compañía.

Sobre el acuerdo, TikTok aún está en conversaciones con Oracle, Microsoft y más recientemente Walmart, que por su parte discute con SoftBank en una posible adquisición, según CNBC.

“Creemos que una relación potencial con TikTok U.S, en asociación con Microsoft, podría agregar una funcionalidad clave y brindar a Walmart una forma importante para que podamos llegar y servir a los clientes omnicanal, así como hacer crecer nuestro mercado de terceros y negocios publicitarios. Confiamos en que una asociación entre Walmart y Microsoft cumpliría con las expectativas de los usuarios de TikTok de EU al mismo tiempo que satisfaría las preocupaciones de los reguladores del gobierno”, dijo un portavoz de Walmart a CNBC.

Tras solo 3 meses de gestión, Mayer quedó en medio de la disputa entre Estados Unidos y China.

“En las últimas semanas, a medida que el entorno político ha cambiado drásticamente, he hecho una reflexión significativa sobre lo que requerirán los cambios estructurales corporativos y lo que significan para el rol global para el que me inscribí”, dijo el antiguo CEO de TikTok en un comunicado interno, de acuerdo con CNN.

“En este contexto, y como esperamos llegar a una resolución muy pronto, quiero hacerles saber con gran pesar que he decidido dejar la empresa”.

Kevin Mayer era el principal ejecutivo de la división de streaming de Walt Disney, pero se fue de ahí para convertirse en el presidente ejecutivo de TikTok, propiedad de la compañía china ByteDance, en mayo pasado.

“Lamentamos que la dinámica política de los últimos meses haya cambiado significativamente el alcance del rol de Kevin en el futuro, y respetamos plenamente su decisión”,  dijo TikTok en un comunicado.

Mayer dirigió el exitoso lanzamiento del servicio de streaming Disney+ en noviembre, pero en febrero no fue considerado para ocupar el puesto de CEO de Disney.

La venta de las operaciones de TikTok en Estados Unidos, exigidas por el gobierno de Donald Trump, podría cerrarse en los próximos días, según información filtrada al Financial Times, lo que precipitó la salida de Mayer.

Vanesa Pappas, líder de TikTok en Estados Unidos, realizará las funciones de Mayer tras su partida.

Las disputas entre China y EU, más allá del CEO de TikTok

En noviembre, el gobierno estadounidense revisó por temas de seguridad nacional la adquisición de ByteDance de TikTok por 1,000 millones de dólares.

Dos senadores, además, presentaron un proyecto de ley para prohibir a los empleados federales usar TikTok en teléfonos entregados por el gobierno.

ByteDance ha intensificado los esfuerzos para separar a TikTok de gran parte de sus negocios en China y ha realizado varias contrataciones de ejecutivos de alto perfil en los últimos meses, entre los que destacaron Oracle y Microsoft como compradores potenciales.

Sin embargo, el 14 de agosto pasado, Trump ordenó a ByteDance vender todos sus activos estadounidenses, medida que se suma a la prohibición emitida también en agosto para imposibilitar transacciones de empresas locales con ByteDance y con WeChat, de Tencent Holdings, en 45 días.

En respuesta, la red social dijo que demandaría al gobierno de Estados Unidos.

Hoy (24 agosto) presentamos una demanda en un tribunal federal contra los esfuerzos de la administración para prohibir TikTok en Estados Unidos

dijo TikTok en una publicación en su blog

La empresa señaló que discrepa de la posición de la Casa Blanca de que la compañía es una amenaza para la seguridad nacional, pues ha tomado “medidas extraordinarias para proteger la privacidad y la seguridad de los datos de los usuarios de TikTok en Estados Unidos”.