fbpx
Walmart

16 de mayo 2019 | 10:13 am

Walmart advirtió que los precios para los compradores estadounidenses subirán debido a la aplicación de aranceles más altos a las importaciones de China.

Este jueves, el minorista más grande del mundo reportó el mejor crecimiento de sus ventas en el primer trimestre en nueve años.

Las acciones de Walmart, que han ganado 7% en lo que va del año, ascendían 3.47% a 103.35 dólares a las 9:14 am (hora de la Ciudad de México) después de revelar su reporte del primer trimestre.

La semana pasada, el presidente Donald Trump incrementó los aranceles sobre las importaciones chinas por un valor de 200,000 millones de dólares al 25% de 10%. Se espera que la medida aumente los precios de miles de productos, incluyendo ropa, muebles y productos electrónicos. China tomó represalias el lunes, aunque en menor escala.

Ante la posible alza de precios en EU, el director financiero de Walmart, Brett Biggs, aseguró que la compañía buscará aliviar el dolor, en parte tratando de obtener productos de diferentes países y trabajando con las “estructuras de costos de los proveedores para gestionar tarifas más altas”.

El analista de Moody’s, Charlie O’Shea, explicó que el impacto potencial en Walmart y sus compradores (de las tarifas) está limitado por su negocio de alimentos. Su operación de abarrotes, que incluye alimentos frescos, contribuye aproximadamente al 56% de los ingresos totales.

“Creemos que Walmart tiene los recursos tanto financieros como a través de sus relaciones con los proveedores para minimizar el impacto tanto en sí mismo como en su base de compras”, afirmó.

Biggs dijo que el minorista no había visto signos de una desaceleración en el gasto del consumidor, pero se negó a comentar sobre la salud del consumidor en el corto plazo.

Los inversionistas y analistas esperan que el gasto de Estados Unidos se desacelere este año en un contexto de aumento de la deuda, aranceles e incertidumbre económica.

Las ventas minoristas estadounidenses cayeron inesperadamente en abril debido a que las familias redujeron sus compras de vehículos y una variedad de otros bienes, lo que refleja una desaceleración en el crecimiento económico luego de un impulso temporal de las exportaciones e inventarios en el primer trimestre.

A principios de esta semana, Walmart intensificó su batalla con Amazon al ofrecer una entrega de un día en algunos mercados sin costo de envío, solo semanas después de que la compañía de Jeff Bezos anunció un plan similar.

A Walmart le tomará menos de dos días de envío, ya que los pedidos se entregarán desde los almacenes más cercanos al cliente y llegarán en una sola caja en lugar de en varios paquetes, mientras que Amazon apuesta a construir su propio aeropuerto e impulsar a sus empleados a crear sus propias empresas de distribución y entrega de pedidos.

Las ventas en las tiendas de Walmart en Estados Unidos abiertas al menos un año aumentaron 3.4%, excluyendo el combustible, en el trimestre finalizado el 30 de abril. Los analistas estimaron un crecimiento del 3.1%, según datos del IBES de Refinitiv.

Las ganancias por acción ajustadas aumentaron a 1.13 dólares por acción, superando las expectativas de 1.02 dólares por acción.

Las ventas en línea aumentaron 37%, desacelerándose con respecto al aumento del 43% del trimestre anterior, pero más fuerte que el crecimiento de las ventas en línea en la mayoría de sus rivales de ladrillo y cemento. La compañía ha pronosticado un aumento del 35% en las ventas en línea este año.

Los ingresos totales aumentaron 1% a 123,900 millones de dólares, pero fueron inferiores a las estimaciones de los analistas de 125,030 millones  de dólares arrastrados por el impacto de la moneda y las menores ventas internacionales.

Walmart está considerando una cotización en la bolsa de valores para su supermercado británico Asda, cuyo intento de combinarse con su rival Sainsbury fue bloqueado por los reguladores del Reino Unido el mes pasado.

Con información de Reuters