fbpx

16 de mayo 2019 | 10:42 am

La tasa de desempleo en México subió a 3.5% en el primer trimestre de este año, desde el 3.2% registrado en el mismo periodo de 2018, de acuerdo con cifras desestacionalizadas publicadas por el Inegi este jueves.

La tasa de desocupación fue más alta desde el cuarto trimestre de 2016, cuando fue de 3.6%.

La población desocupada -que se refiere a aquella que no trabajó siquiera una hora, pero manifestó su disposición de hacerlo e hizo alguna actividad por obtener empleo- fue de 1.9 millones de personas, indicó el instituto.

La tasa de desempleo fue superior también al 3.4% registrado en el último trimestre de 2018 e igualó al 3.5% del primer trimestre de 2017.

Durante el primer trimestre de 2013, al inicio de la administración de Enrique Peña Nieto, la tasa de desempleo fue de 5%, mientras que en arranque del sexenio de Felipe Calderón fue de 3.7%.

La tasa de desempleo entre enero y marzo de 2019 para las mujeres subió de 3.4 a 3.7%, mientras que entre los hombres ascendió de 3.1 a 3.3%, respecto mismo periodo de 2018.

La tasa de la población subocupada -es decir, aquella que tiene la necesidad y posibilidad de ofertar más tiempo de trabajo de lo que su ocupación actual le demanda- se mantuvo sin cambios en 6.9% frente al primer trimestre del año previo y alcanzó un total de 3.7 millones de personas.

El total de la Población Económicamente Activa (PEA) fue de poco más de 56 millones de personas, que representan 59.5% de la población total en México, señaló el Inegi.

Respecto a la tasa de informalidad laboral, esta ascendió 0.1% y representó el 56.9% del total de la población ocupada, en su comparación anual.

De este segmento, la tasa de ocupación en el sector informal registró un crecimiento de 0.5% a 27.7%, respecto al año previo.

Sector servicios emplea a más de 60% de los ocupados

Por sector de actividad, al primer trimestre del año, la población ocupada en el sector primario fue de 6.6 millones de personas, 12.2% del total; en el sector secundario o industrial trabajaron 13.6 millones de personas, 25.2%, y en el sector terciario o de servicios laboraron 33.6 millones de personas, 62% del total de la población ocupada.

Entre enero y marzo, el 5.8% de la población ocupada laboró menos de 15 horas a la semana, mientras que el 27.2% trabajó más de 48 horas en este lapso.

En promedio, en el primer trimestre de 2019, las personas dedicaron al trabajo 43 horas a la semana.

Además, la población en condiciones críticas de ocupación pasó de 15.5 a 19%. Este sector de las personas ocupadas se refiere a aquellas que trabajan menos de 35 horas a la semana por razones ajenas a sus decisiones, incluye también a los que trabajan más de 35 horas semanales con ingresos inferiores al salario mínimo, y los que trabajan más de 48 horas semanales ganando hasta dos salarios mínimos.