14 de febrero 2022 | 5:00 am

Advertisement

En los últimos meses, el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) pasó de no tener a ninguna aerolínea comercial para operar en sus bases a contar tanto con Volaris, VivaAerobús y hasta Aeroméxico.

Los bajos costos pudieron ser el gancho para que las aerolíneas voltearan a Santa Lucía, aunque en el corto plazo con la apertura del aeropuerto no dará un impulso significativo al volumen de pasajeros, consideró Benjamín Álvarez, analista bursátil de CI Banco.

 Que hayan volteado a ver a Santa Lucía te habla de una reducción en los costos, muy probablemente, que el gobierno les debe de haber ofrecido en las operaciones de Santa Lucía con respecto a las operaciones en el Aeropuerto Benito Juárez.

Entre estas ‘rebajas’ podría estar el costo de slots, de mantenimiento, o la Tarifa de Uso Aeroportuario (TUA), que de acuerdo con las páginas de Volaris y Viva Aerobus es de 285 pesos para Santa Lucía, contra los 24.50 dólares (alrededor de 533 pesos en enero) que cobra el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

El pasado 27 de octubre, Volaris se convirtió en la primera aerolínea comercial en anunciar que tendría vuelos desde Santa Lucía, con rutas a Cancún y Tijuana. Meses atrás, la empresa manifestó que debía evaluar aspectos como los costos antes de tomar una determinación.

Un día después, Viva Aerobus, que desde un inicio mostró su interés por llegar al nuevo aeropuerto, anunció que tendría rutas a Guadalajara y Monterrey.

Aeroméxico primero dice que no, pero está en reestructura

La sorpresa fue el anuncio de Aeroméxico el pasado 9 de febrero, cuando informó que tendría vuelos a Mérida y Villahermosa tras descartar en más de una ocasión volar desde el AIFA por ser lo más conveniente para su modelo de negocio.

El anuncio ocurrió días después de que la compañía obtuvo la aprobación de su plan de reestructura financiera para salir del Capítulo 11 de la Ley de Quiebras en Estados Unidos y de que el Servicio de Administración Tributaria comentó que se encontraba dialogando con todas las aerolíneas para que se pongan al corriente con el pago de impuestos.

 De manera especulativa hay que recordar que Aeroméxico está atravesando por problemas financieros importantes, ya va de salida, sin embargo es probable que el gobierno haya negociado con la empresa algún paquete de ayuda, si bien no monetaria al 100%, sí en un esquema de financiamiento indirecto

 comentó Benjamín Álvarez.

Te puede interesar: SAT: aerolíneas deben ponerse al corriente con adeudos y evitar ‘suerte’ de Interjet

Actualmente Aeromar está a la espera de que las autoridades confirmen si podrá operar en el Aeródromo e Interjet, que no ha volado desde 2020 y está envuelta en problemas financieros, entregó documentos con la intención de despegar desde el aeródromo en los próximos meses.

Poco impacto en tráfico

La integración del AIFA al sistema aeroportuario mexicano el próximo 21 de marzo tendrá poco impacto en el tráfico de pasajeros de las aerolíneas, al menos en el corto plazo.

Volaris y Viva Aerobus esperan una ocupación superior al 80% en las rutas desde Santa Lucía, lo que es posible, de acuerdo con Brian Rodríguez, analista de Grupo Financiero Monex.

 Va a ser un impulso ligero a nivel de tráfico de pasajeros y no creemos que rentablemente tengan una afectación, todo lo contrario, por el nivel de TUA y porque son las rutas más rentables, en este tipo de rutas (las que operarán Viva Aerobus y Volaris) los aviones van prácticamente llenos, a un factor de ocupación superior al 90%

 dijo en una entrevista previa.

Elevar el número de pasajeros y hacer rentable la operación en el largo plazo dependerá de la ampliación de rutas, mejores costos y condiciones, así como de una mayor conectividad. 

“En medida que se abran operaciones, más rutas y demás, y que como lo menciona el gobierno, van a bajar los costos hasta para las aerolíneas, va a continuar este proceso de democratización del uso de transporte aéreo”, comentó Álvarez.

Advertisement