Manufactura de automóviles

16 de octubre 2020 | 3:01 pm

Como pocas veces en su historia, la industria automotriz enfrenta uno de sus mayores retos, aunque desde hace tiempo ya se observaban cambios en el portafolio de productos y en la adopción de nuevas tecnologías.

A raíz de la pandemia por COVID-19, la industria ha experimentado una gran disrupción en los patrones de producción y preferencias de los consumidores, aunado a una caída significativa en ventas y en la inversión productiva, tanto privada como pública, de acuerdo con un análisis de la consultora EY.

Si bien es cierto que el ritmo del cambio se ha acelerado en todas las industrias, la forma en la que los vehículos son comprados, distribuidos y reparados cambiará dramáticamente, aseguró Francisco Bautista, socio líder del segmento de Manufactura Avanzada y Movilidad de EY.

En ese sentido, señaló que las concesionarias de autos se enfrentan a nuevas disrupciones y el desarrollo de nuevas soluciones de movilidad, así como una mayor competencia, regulaciones más estrictas y cambios en las preferencias del consumidor.

La tendencia en la industria automotriz se refleja en la baja demanda por la caída en el gasto de los consumidores en bienes no esenciales, así como en la transformación digital, conectividad y customización en vehículo y la omnicanalidad enfocada a la experiencia digital y ventas en línea.

Por ejemplo, de enero a septiembre de 2020 se vendieron en México 664,194 vehículos ligeros nuevos, lo que representa una disminución del 30.5 % con respecto al mismo periodo del año anterior.

México representa el 18% de la producción automotriz en el continente americano, siendo Estados Unidos su principal socio comercial en exportaciones (82.7%) e importaciones (34%), por lo que para la consultora la disminución resulta muy significativa.

En ventas de vehículos ligeros, septiembre de 2020 presentó una caída del 22.79% con respecto al mismo mes de 2019, por lo que el panorama no es alentador.

Lo anterior, considerando que la expectativa actualizada para cierre de 2020 estima una disminución de las ventas de vehículos ligeros de 28.3%, lo que representará 945,058 unidades.

Por otra parte, en el acumulado enero-septiembre de 2020, los vehículos ligeros de lujo tuvieron un decremento de 32.13% en las ventas con respecto a lo registrado en el mismo periodo de 2019.