Lego

4 de marzo 2020 | 4:50 pm

Las ventas de Lego crecieron 6% el año pasado respecto a 2018, a 5,700 millones de dólares, impulsadas por la demanda de sus juguetes clásicos, reportó la compañía danesa este miércoles.

Las ganancias netas en 2019 aumentaron levemente a 2.8% a 1,200 millones de dólares, debido a un aumento de 8.2% en gastos de operación.

Los ingresos generados por la venta de juguetes como estaciones de bomberos y modelos de camiones de basura ayudaron a Lego a superar a Mattel y Hasbro, sus principales competidores, que también lanzaron versiones de sus kits clásicos.

En febrero, Mattel reportó ingresos anuales planos, mientras que Hasbro dio a conocer que sus ventas aumentaron 3%, a pesar de que el mercado de juguetes se contrajo a escala global, en medio de las afectaciones derivadas del conflicto comercial entre Estados Unidos y China, de acuerdo con estimaciones de Lego.

Los productos clásicos de Lego obtuvieron ingresos mayores a los del segmento de juguetes registrados a nombre de la marca como Star Wars, Harry Potter, Avengers, y Disney, además de segmentos como Lego City, Lego Creator, Lego Friends y Lego Technic.

Niels Christiansen, el CEO de Lego desde 2017, atribuyó el éxito de las ventas de juguetes clásicos a la relevancia que tienen los temas que presentan, así como a “las experiencias de juego que generan en los niños”.

La firma también se impulsó con la apertura de nuevas sucursales y la renovación de su sitio web.

En 2019, Lego abrió 150 nuevas tiendas en todo el mundo para sumar 570 sucursales en total, y planea la apertura de 150 más en 2020. Aproximadamente una cuarta parte de las tiendas de Lego se ubican en China, que se ha convertido en un mercado clave para la compañía.

El número de visitas a su página incrementó 27% respecto al año previo, y adquirió BrickLink, la plataforma más grande del mundo para adultos que son fans de Lego, en la que sumaron más de un millón de miembros.

Con información de Reuters