fbpx

6 de febrero 2019 | 11:27 am

General Motors logró ganancias en el cuarto trimestre de 2018, que se comparan con una pérdida en el mismo periodo del año anterior, gracias a la venta de camionetas y vehículos crossover de alto margen en el mercado estadounidense, además de un recorte de costos.

La automotriz más grande de Estados Unidos mantuvo además su pronóstico de ganancias para todo 2019, lo que impulsó sus acciones hasta 3.6% en las primeras operaciones del día en Nueva York. A las 11:10 de la mañana (horario de la Ciudad de México), ganaban 1.27%, a 39.80 dólares.

Todas las ganancias del fabricante de automóviles en Estados Unidos provinieron de América del Norte, donde los modelos de mayor tamaño ayudaron a contrarrestar una caída general en la cantidad de vehículos vendidos.

Las operaciones de la compañía en China y Sudamérica no agregaron nada a los resultados finales en el trimestre.

GM, que vendió menos vehículos en China en el cuarto trimestre, aseguró que la debilidad de las monedas en Sudamérica también afectó sus resultados.

“Nuestra perspectiva para China en general es que la industria automotriz se mantendrá estable interanualmente”, dijo a la prensa la directora financiera de la firma, Dhivya Suryadevara. “Si observas algunos de estos indicadores económicos que vienen de China, hay signos anticipados de estabilización”.

A fines del mes pasado, su rival Ford reportó una menor ganancia en el cuarto trimestre porque las pérdidas registradas en todas las regiones, excepto en Norteamérica, afectaron los resultados.

Más temprano este miércoles, Toyota reportó que sus ganancias trimestrales subieron levemente porque la demanda por sus modelos en China ayudó a compensar las sombrías ventas en América del Norte.

Se espera que la venta de vehículos nuevos en Estados Unidos disminuya en 2019 por el aumento de las tasas de interés y la competencia que genera una gran cantidad de vehículos usados en el mercado.

Con información de Reuters y AFP