21 de enero 2022 | 5:00 am

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) será uno de los grandes protagonistas del proceso de venta de Banamex por parte de Citi, pues el cobro de impuestos que deje esta transacción, sin duda será una ‘jugosa’ ganancia para las arcas del gobierno.

Desde que se anunció la venta, el presidente Andrés Manuel López Obrador manifestó que se cobrarán los impuestos generados por esta operación, una práctica en la que su gobierno ha puesto mano dura y más con con los grandes contribuyentes.

No dejes de leer: Banorte sí analiza comprar Citibanamex; acapararía el 23.4% de la banca por activos

(En 2001) vendieron este banco en 12,500 millones de dólares y tenían que haber pagado alrededor de 3,000 millones de dólares de impuestos. No pagaron, porque entonces había una ley en donde, si estas operaciones se hacían en bolsa, no se pagaban impuestos, de ahí se agarraron para no pagar nada

dijo el mandatario el pasado 17 de enero en su conferencia matutina. 

Apenas hace unas semanas, López Obrador reconoció el pago de impuestos realizado por América Móvil tras la venta de su participación en Tracfone, el mayor operador virtual de servicios móviles de prepago en Estados Unidos, a Verizon.

Esta transacción derivó en el pago de impuestos por 28,000 millones de pesos por la venta de esta filial, en la que América Móvil recibió 3,625.7 millones de dólares en efectivo y 57.6 millones de acciones de Verizon.

La ruta de la venta de Banamex

La venta de Banamex se encamina a ser una ‘enajenación de acciones’ que, de acuerdo con el Título V de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, se detallan las operaciones de residentes en el extranjero con ingresos provenientes en territorio nacional.

De acuerdo con el catedrático de la UNAM y abogado fiscal, Juvenal Lobato, desde el punto de vista fiscal esta operación será una enajenación de acciones y para ello el cálculo de los impuestos que obtendría el gobierno no es del todo claro en este momento.

Si bien se habla coloquialmente de la venta de la empresa, desde un punto de vista jurídico y fiscal, estás hablando de una venta de acciones

dijo Lobato en entrevista.

El especialista refirió que la mayor parte de las acciones las tiene el grupo de Estados Unidos, quienes como tenedores tienen que sacar el costo comprobado de adquisición de esas acciones y desde el momento en que las adquirieron (2001) hasta el momento de la venta para así determinar la ganancia y por lo tanto lo que se tiene que pagar de ISR. 

Si bien la valuación de Banamex va de los 12,500 a 15,500 millones de dólares, según Bank of America Global Research, el pago de impuesto no necesariamente sería sobre ese monto, planteó Lobato.

Los 15,500 millones de dólares es un valor de mercado que contempla prácticamente todas las operaciones, todos los activos; en teoría ese valor debe corresponder con el valor de las acciones, pero no lo vamos a saber hasta que no se valúe ese costo comprobado de adquisición

agregó el abogado fiscal.

Del periodo enero-septiembre del año pasado, la recaudación del ISR a personas morales fue de 680,865 millones de pesos, según cifras de Hacienda. Y será hasta que se concrete la venta cuando se reflejen lo que ingresó por el pago de impuestos.

Evitar la doble tributación

La Ley del ISR refiere que se aplicará una tasa de 25% sobre el monto total de la operación, no obstante, esta puede ser menor debido a los acuerdos de doble tributación que tiene México con otros países, en este caso Estados Unidos.

“El impuesto que eventualmente pague aquí Citigroup por la operación de enajenación de acciones en México, porque la empresa es mexicana, Citi puede acreditarlo en Estados Unidos al amparo para evitar la doble tributación”, dijo Lobato.

Otro punto a considerar es que actualmente puede haber accionistas mexicanos que igual se deshagan de esas acciones de Banamex, a este grupo la aplicación del pago de impuestos corresponde al Título II de la Ley del ISR.

El otro camino

Citigroup no solo tiene el camino de una ‘enajenación de acciones’, también puede optar por otra vía, que sería a través de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), dijo en entrevista Guillermo Guzmán, CEO de Trading Advisor.

Si Citigroup hace la venta por este medio (BMV) tendría que hacerse de una empresa independiente y después enlistarse en la Bolsa y pasar todos los procesos regulatorios tanto de Estados Unidos como de México

comentó Guzmán.

Cuando es enajenación todo se va a un comprador y en este camino de la Bolsa diversos inversionistas pueden adquirir títulos de Banamex. De ser así puede haber “uno o dos accionistas mayoritarios y cualquier persona puede ser accionista”, agregó el especialista.