10 de agosto 2020 | 5:37 pm

Uber presentó un nuevo modelo para mejorar las condiciones laborales de sus socios conductores en Estados Unidos, con la intención de que sirva como modelo a otras aplicaciones de transporte bajo demanda

En una columna publicada en el diario The New York Times, Dara Khosrowshahi, CEO de Uber, propone que las empresas que tienen trabajadores afiliados creen un fondo “dedicado a beneficios sociales”, que los socios puedan utilizar para la cobertura de salud o vacaciones pagadas.

“Estimamos que un conductor en Colorado que promedia 35 horas a la semana habría acumulado aproximadamente 1,350 dólares en fondos de beneficios en 2019. Eso es suficiente para cubrir dos semanas de descanso pagadas”, explicó Khosrowshahi.

Según el CEO de Uber, el régimen laboral es “antiguo e injusto” y “fuerza a los trabajadores a elegir entre el estatus de empleado con más beneficios y menos flexibilidad y el de independiente con la flexibilidad, pero casi sin red de protección”.

“Uber está listo, inmediatamente, a pagar más para ofrecer nuevos beneficios y protecciones a los choferes. Pero Estados Unidos debe cambiar el status quo para proteger a todos los trabajadores y no solo a una forma de trabajo”, comentó.

Firmas como Uber  o Lyft son blanco de una ley que entró en vigor en 2020 en California que obliga a las empresas a reclasificar a sus socios como empleados, con lo que tienen derecho a seguro de desempleo y otros beneficios.

Uber apoya a un referéndum para anular esta norma californiana, pero asegura que quiere mejorar los beneficios de los trabajadores.

La legislación, observada de cerca por otros estados, responde a críticos que argumentan que estas empresas de transporte niegan beneficios a sus conductores.

No obstante, Uber asegura que la mayoría de los conductores quieren estar en el formato actual de ser independientes para tener una mayor flexibilidad laboral.

Los ingresos de Uber cayeron 29% en el segundo trimestre del año, debido al desplome de los servicios de transporte, aunque su unidad de entrega de alimentos a domicilio, Uber Eats, se benefició por las medidas de aislamiento a causa del COVID-19. Los ingresos de esta unidad crecieron 103%.

Con información de AFP