fbpx
Tesla

30 de enero 2019 | 6:50 pm

Tesla terminó el 2018 con una pequeña ganancia trimestral y predijo este miércoles que ganaría dinero todos los trimestres de este año, pero reconoció que la erosión de un crédito fiscal de Estados Unidos en 2019 reduciría las ventas.

Las acciones del fabricante de automóviles eléctricos liderado por Elon Musk cayeron  2.1%, ya que las ganancias del cuarto trimestre no alcanzaron las expectativas de Wall Street.

La compañía expresó su optimismo de que podría generar ganancias en el primer trimestre a pesar de las menores entregas de sus vehículos S y X, mientras advirtió sobre desafíos como las entregas globales de su nuevo Modelo 3.

Tesla explicó que el volumen de producción del Modelo 3 en California aumentaría hasta alcanzar el final de año con las 7,000 unidades prometidas por semana.

Tesla enfrenta el 2019 con una gran cantidad de desafíos, entre los cuales se encuentra poner el Modelo 3 en manos de clientes internacionales. La compañía debe cumplir con su cronograma para comenzar a construir el Modelo 3 en China, con el fin de cumplir con el objetivo de fabricar 500,000 de estos vehículos “en algún momento entre el 4T de 2019 y el 2T de 2020”, indicó.

Se esperaba originalmente que ese objetivo anual de 500,000 se hubiera alcanzado en 2018.

El “difícil” camino por recorrer

Un período de euforia del mercado después de que Tesla reportara una ganancia neta del tercer trimestre en octubre impulsó las acciones a fines de 2018, pero las ganancias se redujeron en enero después de que Musk anunció una reducción de la fuerza laboral de 7% y advirtió que las ganancias del cuarto trimestre serían menores que las del anterior trimestre.

“El camino por recorrer es muy difícil”, escribió Musk en un correo electrónico a los empleados a principios de este mes, diciendo que era crucial que la compañía lanzara versiones de menor precio de su Modelo 3.

En mayo, Musk twitteó que ofrecer la versión originalmente prometida de 35,000 dólares de ese vehículo haría que Tesla “perdiera dinero y muriera”, y en octubre dijo que la construcción de un automóvil con márgenes brutos positivos estaba a menos de seis meses.

“Necesitamos llegar a más clientes que puedan costear nuestros vehículos”, escribió Musk, alimentando la creciente especulación de que la demanda de ofertas actuales a precios más altos estaba limitada. El Modelo 3 con el precio más bajo hoy tiene un precio de 44,000 dólares.

Tesla espera que el dinero ahorrado de los recortes de empleos, junto a las mejoras continuas en los procesos de fabricación, aumentará sus márgenes y el flujo de efectivo libre, que se amplió a 909,600 millones de dólares en el trimestre después de finalizar su tercer trimestre en 881 millones de dólares.

La compañía terminó el trimestre con 4,300 millones de dólares en efectivo después de gastar 325 millones de dólares en gastos de capital y dijo que tenía suficiente efectivo para pagar un bono convertible de 920 millones de dólares con vencimiento en marzo.

Los inversionistas se han preguntado si Tesla buscará más capital, lo que muchos analistas creen que será necesario para financiar proyectos en curso, como la próxima producción en 2020 del Modelo Y SUV, la construcción de fábricas en China y Europa, y la expansión de los ya existente, como la planta de baterías de Nevada, la Gigafactory.

La finalización de un subsidio federal este año hará que todos los autos de Tesla sean más caros y podrían afectar las ventas. Algunos analistas también han expresado su preocupación de que las ventas del Modelo S y X, que tienen márgenes más altos, puedan disminuir debido a la erosión del crédito fiscal.

Tesla lo reconoció y dijo que esperaba menores entregas de S y X en el primer trimestre, dado un “impulso en la demanda” para esos vehículos en 2018 cuando el subsidio aún estaba disponible en su totalidad.

La compañía dijo que obtuvo una ganancia neta de 139.5 millones de dólares en los tres meses finalizados el 31 de diciembre, en comparación con una ganancia de 311.5 millones de dólares en el tercer trimestre, cuando se benefició de créditos regulatorios.