6 de abril 2022 | 2:50 pm

Tala, Jalisco.- Tajín, la marca de productos derivados de chile del mismo nombre, inauguró oficialmente una nueva planta de producción y centro de investigación, para los que destinó una inversión de más de 1,000 millones de pesos.

El complejo, cuya construcción inició en 2018, cuenta con 10 líneas de producción de alta velocidad para polvos, salsas líquidas y chiles secos que permitirán elevar el volumen de producción total en un 80% en los próximos cinco años, explicó Aldo Fernández Castillo, director general de la empresa.

Nuestra capacidad de producción es de 2.4 millones de kilogramos por mes para satisfacer la demanda de más de 65 países en los que estamos presentes

 dijo el ejecutivo en el evento inaugural

México y Estados Unidos son los dos principales mercados de la compañía al representar el 80% en conjunto, comentó por su parte Publio Adrianza Salaverría, presidente del Consejo de Administración de Industrias Tajín.

Buscan elevar productividad en cultivo de chile

Las instalaciones tienen una dimensión de 75,000 metros cuadrados, cuya primera etapa abarca 15,000 metros cuadrados de construcción mientras se desarrolla la segunda etapa de edificación.

Te puede interesar: Inversión en México aumentaría 6.1% con seguridad pública más robusta: Banxico

Dentro del Centro de Investigación y Campo Experimental (CICE), la firma fundada en 1985 se dedicará al mejoramiento genético y estudio de la semilla de chile, con el fin de identificar mejores suelos, climas y técnicas para incrementar la productividad en el cultivo de chile.

Adrianza Salaverría mencionó que la empresa ha trabajado en mejoramiento genético desde hace una década, lo que le ha permitido crecer hasta en 400% la productividad de una planta.

También puedes leer: México inicia operación de su centro de negocios para atraer inversión extranjera