29 de julio 2021 | 5:00 am

El streaming es la nueva cancha de la oferta de contenido deportivo, pues ahora las plataformas ‘a la carta’ ofrecerán deportes en su programación, la cual estaba enfocada en series y películas de estreno.

Amazon Prime y HBO Max son claros ejemplos de la reconfiguración de la oferta, que hasta hace muy poco estuvo centrada en televisoras como Televisa y TV Azteca, así como la TV restringida, oferta liderada por jugadores como Sky, ESPN o Fox Sports, principalmente.

La apuesta por nuevos contenidos en el nicho deportivo como docuseries en el caso de Amazon, o de la Champions League, en el caso de HBO Max y TNT, de Warner Media, evidencian la diversificación que se está dando y que, de alguna manera, diluye la alta concentración de contenido deportivo hasta hace unos pocos años concentraban dos gigantes: Fox Sports y ESPN.

Hasta 2019 al menos, estos dos jugadores concentraban alrededor del 80% de la oferta deportiva en la televisión restringida en México, lo que dio lugar el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) obligara a Disney a vender el Fox Sports para permitir la fusión con 21st Century Fox en México.

Sin embargo, ahora ese porcentaje parece diluirse ante la realidad de la nueva competencia: las plataformas de streaming están jugando sus cartas para integrar contenido deportivo o desarrollar un nuevo nicho para diferenciarse de sus competidores.

Ahora, la Fórmula 1 va por F1TV, pero también por Fox Sports y Marca Claro. En tanto, por ESPN se puede ver todavía la UEFA Champions League, la Liga Mx y MLS y La Liga de España, además de la NFL, que también se puede ver por TUDN.

Los Juegos Olímpicos se transmiten por Marca Claro, una plataforma que desde hace unos años se ha hecho con los derechos y que facilitado la transmisión a canales abiertos públicos como el Canal Once o el Canal 22.

Derechos de transmisión, ¿para quién?

Los derechos de transmisión de los eventos deportivos se quedan en la cancha de quien paga por transmitir ese deporte, y está compuesto por tres fuentes de ingresos, comentó Luis Miguel Martínez Cervantes, presidente del Consejo Consultivo del IFT.

En primer lugar, se otorgan los derechos de transmisión de la marca, una negociación en la que un club gestiona los derechos de las personas y las oferta como un derecho grupal, lo cual es la fuente primaria de ingresos.

A esta le sigue el merchardising, o todo aquel material o sitio donde aparezca el logo registrado del club en cuestión, lo que está íntimamente ligado a una gestión de derechos de autor y propiedad intelectual.

Y, finalmente, en tercer lugar, están los ingresos que se generan por las entradas a los eventos deportivos en donde se presentan dichos deportistas.

“Cada equipo se oferta a la televisora o a la cadena que quiere que le pague más, y esos derechos, por ejemplo, en el caso del Mundial de Fútbol o los Juegos Olímpicos se gestionan con la FIFA, con el Comité Olímpico o con quien se hayan vendido los derechos”, explicó Martínez.

Fox Sports, con nuevo dueño y sin Santos

Apenas unas semanas después de que el IFT aprobara la compra de Fox Sports por parte de Grupo Lauman el Club Santos Laguna rescindió su contrato con los nuevos dueños.

Con este cierre, Fox Sports ya solo cuenta con los derechos en futbol soccer de la Liga MX del León, Xolos, Monterrey y del Pachuca, éste último compartido con Marca Claro.

Lo relevante será qué derechos se renuevan bajo la nueva propiedad y saber cuáles son las adquisiciones de nuevos torneos, comentó por su parte Ernesto Campos Avilés, analista deportivo.

“Va a seguir existiendo una oferta de contenido deportivo, pero lo interesante es con qué derechos se quedan, qué puede transmitir, porque por ejemplo, la Champions League ya no va. Lo importante va a ser con qué contenido se queden y el atractivo que tendrá en la audiencia mexicana”, dijo.