soriana ventas

4 de mayo 2021 | 5:00 am

Las cadenas de autoservicio fueron uno de los sectores más defensivos durante la crisis derivada al COVID-19 al estar enfocados al consumo básico. No obstante, Soriana es la excepción al no sacar el máximo provecho a la coyuntura, a diferencia de competidores como Walmart de México, Chedraui y La Comer.

En el primer trimestre del año, Soriana fue la que presentó las ventas más débiles al tener una caída de 10.3% frente al mismo lapso del 2020. Asímismo, su flujo operativo (EBITDA, por sus siglas en inglés) se vio mermado al retroceder 6.5% en el igual periodo.

Soriana está en el sector correcto, pero es el autoservicio que ha tenido los resultados más débiles en los últimos años

detalla un análisis elaborado por Alejandra Marcos, directora del área en Intercam Banco.

El primer factor que dificultó el camino para la empresa comandada por Ricardo Martín Bringas, fue la integración de las tiendas de Comercial Mexicana en 2005, que derivó en problemas en su cadena de suministros y desabasto en sus tiendas.

Además, la transacción para adquirir a la extinta Comercial -que ascendió a casi 39,000 millones de pesos- retrasó las inversiones para fortalecer su canal de ventas digital, punto que resultó vital en 2020.

Soriana abre su tienda oficial dentro del marketplace de Mercado Libre

En estos momentos otras empresas han crecido sus ventas en lo físico y lo digital, lo que les ha impulsado en los últimos meses, pero Soriana se ha quedado rezagada

comentó Julián Fernández, analista en Bursamétrica.

Ante el panorama complicado, Soriana ha obtenido importantes ahorros en sus gastos, lo que permite en cierta medida contrarrestar las caídas de su EBITDA. En los primeros tres meses del año Soriana tuvo ahorros en concepto de publicidad, energía, viajes y otros.

De esta manera, su utilidad neta entre enero y marzo de este año alcanzó los 960 millones de pesos, una subida del 37.8% comprado con los 697 millones logrados entre los mismos meses de 2020.

Con un entorno de consumo adverso y competencia en línea y física, una recuperación significativa y sostenida en ventas mismas tiendas podría ser difícil de lograr

detalla el último análisis de Barclays.

Competencia se mantiene

Los resultados de Walmart, Chedraui y La Comer estuvieron afectados por una base de comparación alta en el primer trimestre, ya que el año anterior se obtuvieron ingresos extraordinarios por las compras de pánico al inicio de la pandemia.

Así, el súper más grande en México por piso de venta, tuvo una contracción en sus ventas de 0.4%, pero logró un crecimiento en su flujo operativo de 2.2% y de 0.7% en su utilidad neta. De tal manera, Monex calificó a su último estado financiero como “neutral”, al no presentar variaciones fuera de lo previsto.

En cuanto a Chedraui, sus ventas cayeron 0.9% pero su EBITDA y utilidad neta repuntaron 2.1% y 25.8%, respectivamente.

“Para el año la perspectiva es positiva, aunque las tasas de crecimiento en ingresos y en utilidades serán mucho más moderadas. Chedraui es la cadena de autoservicios más barata del sector, y sus niveles de apalancamiento son bajos, cuenta con un buen gobierno corporativo y ha logrado posicionarse correctamente en la mente del consumidor”, detalla un reporte de Intercam.

En cuanto a La Comer, ésta creció sus ventas 6.9% en el periodo, su flujo operativo 3.5%, pero su utilidad neta cayó 12.5%, debido a diversos problemas, la mayoría relacionados a su canal online, según el reporte de Barclays.