Financiamiento con factoraje

22 de mayo 2020 | 5:00 am

Las pequeñas y medianas empresas se enfrentan a una menor demanda de productos o servicios durante la emergencia sanitaria. Esto tiene implicaciones en los ingresos de las empresas. Sin embargo, los gastos operativos no han reducido para las pymes que deben cubrir la nómina, renta o servicios como luz y telefonía. 

Estas empresas requieren liquidez y capital para mantenerse en operación y las instituciones bancarias, por la situación, es complicado que otorguen nuevos créditos. 

Una encuesta realizada por el Banco de Pagos Internacionales revela que entre 40,000 firmas internacionales, hasta la mitad de las empresas no cuentan con el efectivo suficiente para cubrir sus costos operativos en el transcurso del año.

Los bancos están dando facilidades para clientes actuales o para créditos actuales debido a que las empresas también tienen problemas para pagarlos.

Los bancos están lidiando con esta situación y tienen menor capital disponible para prestar a nuevas empresas

dijo Edmundo Montaño, director general de la fintech Drip Capital México.

Hasta el 58% de las pymes son rechazadas por las instituciones bancarias al solicitar un crédito o financiamiento, de acuerdo con la última Encuesta Global sobre Financiamiento al Comercio de la Cámara Internacional de Comercio (ICC, por sus siglas en inglés).

Ante la falta de financiamiento para pymes, aparecen en escena los servicios de financiamiento que ofrecen las fintech. Uno de esas opciones es el financiamiento por factoraje, el cual también es otorgado por otras instituciones bancarias y Sofomes.  

Muchas empresas están teniendo problemas en que los pagos de sus clientes están tardando en recibirlos o los clientes no pueden pagar porque tienen problemas. El factoraje resuelve este problema. En el momento que haces un envío, el factor te paga la factura y en ese momento recibes liquidez por algo que vendiste y conviertes esa cuenta en cobrar por efectivo. Todo esto sin necesidad de recurrir a deuda o sin aumentar los pasivos de la empresa

 Edmundo Montaño

Las solicitudes de factoraje han incrementado hasta 50%, de acuerdo con datos de Drip Capital México. 

Esta demanda se debe a que el factoraje presenta ventajas que resuelven los problemas comunes del ciclo de conversión de efectivo y del acceso a fuentes de capital, de acuerdo con Montaño.

Manuel Piñera, director de crédito para la fintech Cumplo, comentó que muchas pymes demandan un incremento en su línea de crédito o que se les califique nuevas facturas porque sus deudores les pidieron un plazo mayor o  porque pero no les han pagado. 

¿Cómo funciona el financiamiento por factoraje?

El financiamiento por factoraje consiste en que una institución financiera  adelanta el pago de facturas a una empresa de algo que ya vendió. 

“Muchas empresas están teniendo problemas en que los pagos de sus clientes están tardando en recibirlos o los clientes no pueden pagar porque tienen problemas”, comentó Edmundo.

Uno de los beneficios del factoraje es que al mismo tiempo brinda liquidez y ayuda a reducir los riegos. 

Por ejemplo, el factoraje en ocasiones es sin recurso, es decir, las facturas que financian fintech como Drip están aseguradas con un seguro de crédito comercial. Si en algún momento un comprador de uno de sus clientes no puede pagar la factura por insolvencia o bancarrota, la factura está asegurada.

Piñera coincide con la seguridad del factoraje, ya que se trata de que el capital financiado llegue por un asunto de volver liquido algo que ya se realizó. Con esto, el riesgo se reduce bastante.

Con el factoraje inverso das la posibilidad de que la pyme, más allá de sus situación actual tanto de calidad crediticia como situación financiera, tenga posibilidad de hacer líquido lo que le deben y aplicarlo a su  nomina o renta para que tenga esa gasolina en estos meses que han sido complicados

 Manuel Piñera

En el caso de Drip, cuentan con algoritmos que les ayudan a medir de manera más sistemática los verdaderos riesgos del financiamiento. Con este método pueden aprobar a pymes que un banco rechazaría debido al modelo de riesgo con el cual cuentan las instituciones tradicionales. 

Apoyo de BID Invest impulsa el la modalidad de factoraje 

En México, el factoraje es un producto financiero que no ha sido muy utilizado. Pero la crisis y el anuncio del Consejo Mexicano de Negocios y BID Invest sobre financiamiento con factoraje para mipymes han detonado su popularidad, según Montaño. 

Consideran los especialista que antes no eran tan demandado debido a que no funciona como un crédito tradicional en el que se deposita el dinero y se comienzan a pagar. 

En el factoraje es un proceso más complejo  porque no solo se califica al cliente,  sino a  sus compradores, quienes van a pagar la factura. Luego se calificar factura por factura. 

Para un banco que tiene proceso manuales, según Montaño, no le hacia sentido financiar facturas de una pyme. Considera que es un producto que se presta para resolver la problemática por medio de tecnología como con la que trabaja la fintech. 

Vemos un aumento acelerado en el interés de nuestro producto en específico. Cualquier empresa que ofrezca factoraje verán un crecimiento. Esta revolución fintech a quien mas benefician son a las pymes y es mucho de lo que las fintech hace, usar tecnología para entender mejor el riesgo y automatizar los proceso de financiarlas y que haga sentido

dijo Montaño