fbpx

17 de noviembre 2019 | 5:00 am

Cuando se habla de robo de propiedad intelectual, muchos pueden pensar en grandes industrias tecnológicas y conglomerados multinacionales, pero esta situación se da incluso en el negocio del calzado.

La startup Rothy’s, dedicada a crear zapatos cómodos para mujeres tejidos con materiales reciclados, acusó a Steve Madden de que su modelo Rosy Flats infringe su patentes de diseño.

La startup, valuada en 700 millones de dólares, afirma que la línea de Madden tiene una marcada inspiración en su colección ‘The Point’. Los zapatos de Madden se venden a la mitad de precio que los de Rothy’s.

En respuesta a la solicitud de Rothy’s de que deje de vender los zapatos, Madden, una empresa con un valor de 3,000 millones de dólares, respondió con una demanda preventiva en la que afirma que las patentes nunca debieron ser otorgadas.

No es la primera vez que Madden es acusado de robar diseños. Valentino, Ives Saint Laurent también lo han señalado, al igual que Allbirds, que ahora enfrenta a un rival aún mayor: Jeff Bezos.

Ya es conocida la práctica de Amazon de inspirarse en productos exitosos de otras compañías para fabricarlos y lanzarlos bajo su propia marca y ahora lo hizo con calzado.

Allbirds es una empresa valuada en 1,400 millones de dólares que fabrica los zapatos favoritos en Silicon Valley, y presume de ser un producto amigable con el medio ambiente.

Su exitoso modelo Wool Runners, que vende a 95 dólares, puede hallarse en Amazon a solo 45 dólares.

El fundador y co-CEO de Allbirds, Joey Zwillinger, criticó que el gigante del comercio electrónico haya copiado su producto, pero no sus prácticas manufactureras sustentables.

“Dado lo que se de manufactura, no hay manera en que puedas vender un zapato por tan poco mientras tienes en cuenta todas las consideraciones ambientales y de bienestar animal que nosotros respetamos”, dijo a Co.Design.

Allbirds trabaja con una asociación para asegurarse que la lana que utiliza es éticamente obtenida y sustentable. Las agujetas son hechas polyester reciclado y la empresa tiene una huella de carbono cero.

“Amazon tiene todos los recursos del mundo. Si alguien no tiene excusa para volversemás sustentable es Amazon”, subrayó Zwillinger.