30 de julio 2021 | 9:01 am

Renault se recuperó en el primer semestre de 2021 y registró ganancias por 368 millones de euros (unos 437 millones de dólares), que contrastaron con la pérdida de 7,390 millones de euros (8,785 millones de dólares) en el mismo periodo de 2020.

Su vuelta a terreno positivo reflejó que su plan de ahorros avanzó mejor de lo previsto tras un 2020 difícil.

 El grupo automotriz francés anunció un margen operativo de 654 millones de euros (777 millones de dólares), es decir 2.8% de sus ventas, que fueron de 23,400 millones de euros (27,800 millones de dólares), un alza de 26.8% interanual, pero aún por debajo de los 28,000 millones de euros de 2019, antes de la crisis.

Renault anunció que apunta a un porcentaje de margen operativo anual similar al del primer semestre, “a pesar de las incertidumbres que afectan a la demanda, la continuación de la crisis de los componentes (…) y el alza de los precios de las materias primas”.

El grupo subrayó que debería alcanzar “con un año de adelanto” los objetivos de su plan de ahorro de 2,000 millones de euros (2,380 millones de dólares) y detalló que al momento ha acumulado 1,800 millones.

La crisis de los semiconductores continúa frenando el ensamblaje y podría llevar a una pérdida de producción de 200,000 vehículos anuales, advirtió Renault.

 El flujo de efectivo continúa siendo negativo, por 70 millones de euros (unos 83 millones de dólares).