fbpx

7 de noviembre 2019 | 5:00 am

Reducir la brecha digital, incrementar el contenido de componentes nacionales en la industria electrónica y detonar la exportación de servicios de TI son los principales retos para la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CANIETI) durante el gobierno de López Obrador.

En entrevista con EL CEO, Carlos Funes, presidente de la Cámara, comentó que si bien es claro que hay varios frentes que competen a las industrias que integran al organismo, están trabajando en los principales desafíos.

Funes  comentó que en materia de telecomunicaciones, el reto inicial es reducir la brecha digital, un objetivo planteado por la actual administración, pero también hay que estar atentos a la segunda revisión bienal de la efectividad de las medidas de preponderancia para dar forma a su posicionamiento.

En materia electrónica, el presidente de CANIETI destacó la importancia de trabajar en una política pública que aumente el contenido nacional, es decir, que los componentes que integran los equipos electrónicos de manufactura mexicana se incrementen.

En tanto, en Tecnologías de la Información (TI) el organismo buscará también impulsar una política pública para acelerar y detonar la exportación de servicios, incluyendo polos del país que no necesariamente han tenido el crecimiento deseado.

Para detonar una industria tiene que haber sintonía entre sector público y política pública; el sector privado promoviendo inversiones y generando demanda, y la academia desarrollando el talento que se demanda

Para Funes, al estar México dentro de un entorno global de crecimiento y constante evolución a nivel tecnológico, el consumo interno será fundamental, pues ello ayudará a generar competencias y capacidades que a su vez ayudan a que se genere una tracción en toda la industria.

Exportación de servicios

México llegó a ocupar el tercer lugar en la exportación de servicios, muy lejos de lo que representan otros exportadores como en el caso de India, que importa 200,000 millones de dólares, dijo Funes.

Sin embargo, del total de servicios que se exportan desde México, incluyendo los que se conocen como servicios internos dentro de las empresas, apenas llega a los 6,000 millones de dólares.

En ese sentido, el titular de CANIETI aseguró que México debe concentrar esfuerzos reales en esta administración para generar iniciativas que impulsen la exportación de servicios, pues durante los últimos sexenios “no se ha tenido la atracción ni la velocidad deseada”.

Al respecto dijo que al ser una industria que genera empleos de mayor valor, “México está perdiendo una gran oportunidad”, sobre todo al ser vecinos de Estados Unidos, el país que más servicios de Tecnologías de Información consume.

Tenemos un gran reto como país y como industria de buscar tener una mayor participación en este negocio

Industria electrónica y pymes

Para CANIETI es claro que el gobierno quiere generar eficiencia y encadenamiento de pequeñas y medianas empresas (pymes), una línea que coincide con su proyecto en la industria electrónica, que busca incrementar el contenido nacional de componentes electrónicos.

De lo contrario, advirtió Funes, México enfrentaría la posibilidad de perder todo el negocio de exportaciones de servicios dado que el contenido nacional al día de hoy oscila apenas entre un 8 y un 12%, además de que mucho contenido nacional es de poco valor.

Uno de los grandes retos es cómo encadenamos a la industria y que podamos hacer contenido nacional. En principio, si el país logra participar en el desarrollo de software embebido dentro de los componentes electrónicos, así como replicar alguno de los componentes que se generan en México.

Con ello vamos a lograr no solamente que la industria crezca, sino también volverla sustentable para México

Ciberseguridad

Para la CANIETI, la ciberseguridad mas allá de ser un asunto en materia tecnológica implica esfuerzos en educación tanto a nivel individual como corporativo, a la par de la necesidad de legislar al respecto.

Funes comentó que la ciberseguridad es un asunto que ante los acelerados cambios tecnológicos demanda cambios en la manera en que se legisla alguna infracción en ese sentido.