26 de noviembre 2019 | 5:00 am

Grupo Televisa solicitó el aseguramiento y retención de bienes como medida cautelar en contra de Corporativo Coral, por el temor fundado de que los bienes de esta sociedad puedan ser ocultadas, dilapidadas o enajenadas.

Esto, dado los problemas financieros en que se encuentra la principal empresa de los demandados, esto es, la Línea Aérea comercialmente conocida como Interjet

La resolución del Juzgado Noveno Civil expedida el pasado 13 de noviembre, a la que EL CEO tuvo acceso, revela que la televisora solicita la retención de bienes tanto del Corporativo como del empresario Miguel Magnani hasta por la suma de 624 millones de pesos.

Este monto equivale a la mitad del monto pactado por la venta del 50% de Radiópolis que la televisora acordó con el Corporativo a mediados de julio pasado.

El documento señala también que, por efectos de las medidas de aseguramiento dictadas, se encuentran retenidas y/o embargadas las utilidades que correspondan.

Lo anterior, según los pertinentes estados financieros, y cuando se disuelva la sociedad sobre la porción que le corresponda en la liquidación. 

Estas son las sociedades para las que aplican las medidas de aseguramiento:

El documento precisa además que aplica también el derecho a cualquier otro reembolso que se haga a favor de los socios del Corporativo, así como de las sociedades antes referidas, “aunque apercibiéndolos de doble pago en caso de no acatar la medida”.

Litigio, único camino: Televisa

Para la televisora, recurrir al litigio fue su “última opción”. En ese sentido, asegura que no podían dejar de hacerlo dado que Grupo Televisa es una empresa pública que cotiza en el mercado de valores, con responsabilidades para inversionistas en todo el mundo.

En un comunicado, la televisora liderada por Alfonso de Angoitia y Bernardo Gómez desde hace poco más de dos años señaló que defenderá activamente los intereses de sus accionistas mediante todos los recursos legales que estén a su alcance, tanto en México como en el extranjero.

En el documento, el grupo precisó también que la solicitud del cumplimiento judicial de los acuerdos, así como el pago de la pena convencional moratoria no es un doble cobro pues, de hecho, dicho cobro es la cantidad pactada originalmente más el pago por la mora en el incumplimiento.

Grupo Alemán se defiende

Por su parte, Grupo Alemán aseguró que las cuentas bancarias de las empresas que integran el grupo hayan sido aseguradas. Sin embargo, a través de un comunicado, el grupo reveló que la Juez Noveno Civil, Magdalena Malpica, sí le impuso un par de ordenamientos a los que hará frente por la vía civil.

En principio, la juez ordenó a Grupo Alemán no pagar dividendos ni al Corporativo Coral ni al empresario Miguel Alemán Magnani, además de impedirles solicitar la entrega de las acciones de Sistema Radiópolis que compraron a Televisa.

Una fuente cercana al proceso que solicitó el anonimato, dijo a EL CEO que este Juzgado no es el único que les aseguró cuentas.

Los abogados de la familia Alemán son dos figuras que ya han estado relacionadas con la radio y la televisión años antes, según la columna (publicada en El Universal) de Mario Maldonado, director del portal de EL CEO.

La participación de Emilio Nassar, quien fuera presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Radio y la Televisión (CIRT) entre 1996 y 1998, no resultó relevante en el proceso, señaló una fuente cercana a la industria de la radio que pidió el anonimato.

En ese sentido, comentó que el abogado actualmente apenas mantiene presencia con una concesión en Querétaro. Sin embargo, señala que Nassar tiene una relación cercana con directivos de Televisa.

Fueron ellos (Televisa) quienes lo impulsaron nuevamente para quedarse en la Presidencia en el periodo que actualmente ocupa José Luis Aguirre, solo que las otras cabezas de grupo lo vetaron

Por otro lado está el abogado Javier Quijano Baz, quien fue representante de Javier Moreno Valle en el asunto de Canal 40, un caso que finalmente perdió.

La radio, ¿es negocio aún?

Para la fuente consultada, fue más acertado el movimiento de El Heraldo para la compra de sus dos frecuencias que lo de Interjet con Emilio Nassar.

El analista y conocedor de la industria de radiodifusión apuntó que “no hay que perder de vista que el negocio de la radio no está dando, pues sigue restringido el gasto del gobierno en difusión”, agregó.

Por eso, explicó que este escenario motivó a El Heraldo a quedarse solo con las concesiones de FM en CDMX y Guadalajara, y dejara en suspenso varías ofertas de FM que tenían ya con carta de intención en otras plazas de los estados del país.