Pemex productividad

23 de junio 2021 | 5:00 am

La situación sindical de Petróleos Mexicanos (Pemex) impide que la empresa haga recortes o tenga un personal más especializado para aumentar su eficiencia, por lo que el enfoque de la petrolera debería ser el de crecer para alcanzar la productividad que otras empresas tienen con el mismo número de empleados, explicó Fernando Valle, analista de oil & gas de Bloomberg Intelligence.

 

¿Cómo mejorar la productividad de Pemex? Hace falta inversión y socios con experiencia. La nómina de Pemex es suficiente para ser una compañía mucho más grande, pero si no puedes disminuir el personal y la compañía no crece, tendrá que hacerlo con el capital de alguien más

 explicó Valle en entrevista con EL CEO.

 

En su reporte financiero de marzo 2020, Pemex reportó una plantilla de 126,791 empleados; en tanto, la agencia Reuters reveló que al cierre de noviembre del mismo año, las refinerías de Pemex contaban con 22,472 empleados sindicalizados y 1,297 no sindicalizados.

La Auditoría Superior de la Federación indicó que, la productividad y generación de valor económico de Pemex en 2019 fue 15.1% menos eficiente que en 2018.

Cada peso del gasto en servicios personales generó 13.8 pesos de ingresos por venta, cifra inferior en 14.1% a la observada en 2018. “Lo anterior refleja que, en términos de personal, la empresa tuvo una ineficiencia en cuanto a la generación de ingresos”.

Valle destacó que algunas de las inversiones necesarias para Pemex no son viables debido a su situación económica, por lo que las asociaciones público privadas se alzan como la mejor opción, solo falta que el gobierno actual genere atractivos contratos.

 

Se deben aumentar activos

Pemex tiene muchos activos que puede intercambiar por capital, no necesariamente mediante una venta, sino mediante exploración, sistemas de producción compartida en la refinación, y otros. “Hay que encontrar formas creativas de aumentar los activos, que sí es algo políticamente viable”, dijo el especialista de Bloomberg.

Sobre el futuro de la refinación a nivel mundial, Valle comentó que está seguro de que la demanda de gasolinas seguirá existiendo dentro de 30 años, y que las dudas más grandes sobre este futuro están relacionadas a un posible crecimiento y a la suficiencia de la capacidad de refinación actual.

“Bloomberg tiene la visión de que esto ocurrirá mucho más rápido de lo que yo creo (…) Brasil comprará el 50% de vehículos eléctricos en 2030. Este país experimenta una de sus peores sequías y sus generadoras son mayoritariamente hidroeléctricas, entonces no hay forma de sostener ese crecimiento bajo el modelo actual”, advirtió.

Para el experto, los tres elementos más importantes para el desempeño de una refinería son: ubicación, manejo de riesgo y eficiencia. En el primer punto, México tiene una ventaja competitiva debido al fácil acceso a ambos océanos y el acceso relativamente fácil a suficiente crudo para satisfacer la demanda actual.

Sin embargo, los otros dos puntos generan dudas sobre el modelo actual de Pemex. Una de las áreas de riesgo es el mantenimiento y la actualización de instalaciones, donde el desempeño de la empresa mexicana ha sido pobre. “Por eso hay complejos que producen 40 o 50% de su capacidad original, y parte de eso tiene que ver con la estructura fiscal de la compañía” dijo Valle.

En cuanto a eficiencia, el experto resaltó que las refinerías de Pemex tienen alrededor de 4 veces más personal del que tienen otras instalaciones de capacidades similares. “Otras refinerías tienen menores costos y piensan operar hasta que el petróleo no sea necesario, por lo que las ganancias son para los accionistas, y no para crecer el negocio”, señaló.

 

Afecta poca inversión

La compañía también sufre de una falta de inversión en distintas áreas, pero sobre todo en exploración. “Ku Maloob Zaap ha estado en declive cada vez más rápido. Es un campo que produce mucha agua, y una vez que esa producción baje habrá menos flujo de efectivo para hacer las inversiones necesarias para suplir esas reservas”, explicó.

Finalmente, Valle dijo que la “soberanía energética” sólo es una estrategia adecuada si Pemex es operado de forma eficiente, lo que la reforma energética estaba intentando solucionar.

“Antes de la reforma (Pemex) ya estaba en declive, hay mucho potencial en México, pero oil & gas es un juego de probabilidades, y producir sólo para nosotros no tiene sentido porque detiene la exploración, y se requieren al menos 10 perforaciones para encontrar un pozo viable. Para encontrar un Cantarell hacen falta 1,000, y estoy seguro que hay otros en México, pero la independencia requiere de más exploración y más capital”, reiteró.