Oxxo campaña luz

26 de mayo 2021 | 5:15 pm

La pandemia cambió los hábitos del consumidor, lo cual favoreció a la sucursales de de Oxxo. Esto debido a que dejaron de ser vistas solo para atender las necesidades típicas de hambre y sed. La proximidad de tiendas de Oxxo provocó que los consumidores comenzarán a utilizarlas para surtir su despensa, realizaran transferencias, pagaran servicios e incluso fueran una alternativa para personas no bancarizadas, según Eugenio Garza, CFO de Femsa. 

Nuestro ticket promedio está arriba con respecto a niveles de 2019 entre un 10 y 15%. Esto conforme los consumidores van encontrando que la propuesta de Oxxo de proximidad no solo atendía las necesidades típicas de hambre, sed y antojo

 Eugenio Garza 

De acuerdo con Garza —quien participó en la mesa Recuperación del sector corporativo en la era postcovid, organizada por Fitch— los consumidores comenzaron a ver a Oxxo como una alternativa viable a supermercado. Por lo que, despensa y otras categorías que han ayudado a cambiar la propuesta de valor de Oxxo. 

El segmento de servicios también fue beneficiado porque la gente, según Garza, no quería ir a sucursales de bancos y prefería acudir a las sucursales de Oxxo a realizar transferencias, pago de servicios y, sobre todo, se convirtió en un portal para gente no bancarizada, ya que porque podía acceder a tener dinero digital para pagar sus compras.  

En cuanto al segmento de salud, la gente no solo iba a comprar medicamentos relacionados para tratar síntomas de pandemia como sanitizantes, geles, sino también remedios preventivos: vitaminas y suplementos.

“El otro patrón interesante es que durante el cierre de cerveceras la gente migró a otros licores disponibles. Estamos vendiendo más tequilas y otros licores”, comentó Garza en su participación.

Además, el CFO de Femsa dijo que con el paulatino regreso a las oficinas y a las escuelas prevén que su desempeño mejore, sobre todo en el tráfico en sucursales que fue impactado por el confinamiento. 

En el tercer trimestre de 2020, Oxxo registró su peor caída en el tráfico de usuarios a tiendas y el menor número de nuevas aperturas en al menos una década, a consecuencia de la pandemia de COVID-19.

El tráfico se contrajo 22% entre julio y septiembre de este año, frente al mismo lapso de 2019, esto quiere decir que solo se realizaron 17,300 transacciones frente a las 22,200 hechas un año antes, de acuerdo a el último reporte trimestral.