26 de diciembre 2019 | 5:00 am

Los Operadores Móviles Virtuales (OMV) cumplieron este 2019 cinco años en el mercado de la telefonía móvil en México y, hasta ahora, siguen lejos de alcanzar la cuota de mercado que vislumbraron en 2014: tener al menos el 10% del mercado local.

De hecho, el segmento apenas alcanza 1.7 millones de líneas móviles activas de las 123.4 millones registradas en el tercer trimestre del año, lo que representa apenas el 1.5% del mercado, de acuerdo con The Competitive Intelligence Unit (CIU).

El primer jugador OMV que entró a México fue Virgin Mobile, una empresa que en 2014 empezó a ofrecer servicios a través de la red de Telefónica México, con quien pactó un acuerdo comercial por un lustro el cual, de acuerdo con el operador de origen español, sigue vigente.

Durante los primeros años de operación de los OMV -una figura que nació con la reforma de telecomunicaciones- Virgin se posicionó como líder de este negocio, cuya principal característica es ofrecer un servicio móvil de nicho a través de la red de un tercero (un carrier).

Actualmente la historia es distinta. Tan solo en el último año, Virgin Mobile perdió alrededor de 600,000 clientes, además desde que hace un par de años, con el cambio de dirección, ajustó su presupuesto y eliminó el gasto de publicidad en espacios físicos.

Actualmente, Freedom Pop y Oui son los dos OMV que se mantienen como líderes de este negocio en México, un mercado en donde hay al menos 15 jugadores, de los cuales la mayoría opera bajo la red de Telefónica Movistar, lo que podría cambiar tras el reciente acuerdo con AT&T México.

Los datos desagregados más recientes, correspondientes al segundo trimestre de 2019, posicionan a Virgin Mobile en el tercer sitio, según el Banco de Información de Telecomunicaciones (BIT) del IFT.

Con esos datos, el órgano regulador calcula que la participación de mercado, a junio de este año, asciende apenas a alrededor de 1.4%.

Segunda ola

Aunque este modelo de negocio arrancó con grandes expectativas, los nuevos jugadores que se fueron integrando al mercado parecían no estar enfocados en ofrecer un servicio de nicho, sino competir con jugadores tradicionales, dijo Rolando Alamilla, gerente de Investigación de Mercado de The CIU. 

Sin embargo, la reforma y la entrada de AT&T como nuevo jugador en México provocó un desplome de precios en los servicios, lo que rompió los modelos de negocio que traían consigo los OMV que representaron la primera ola de ese segmento de negocio.

Un lustro después, los cambios en el mercado móvil abrieron la puerta a una nueva generación de OMV, ya no enfocados en competir con los carriers, sino en ser operadores de nicho para ofrecer servicios con un ADN propio, dijo por su parte Ernesto Piedras, CEO y director general de The CIU.

OXXO arranca 2020 con OMV

Aunque en diciembre se lanzó OXXO Cel, será hasta enero cuando arranque la campaña formal del servicio que ofrecerá la tienda de conveniencia como un valor agregado para sus clientes.

El atractivo de este negocio para OXXO radica en que es uno de los principales puntos de recargas de saldo en el país, dada la solidez del consumo en la tienda más el servicio de telefonía móvil, un complemento que resulta un beneficio para los clientes, agregó Piedras.

Sin esperar que se convierta en un preponderante digital, anticipamos que va a dejar buena huella, está diseñado bajo un plan de negocio muy acorde al usuario mexicano

El CEO de The CIU augura que será un buen año para el segmento de los OMV, que si bien la participación de mercado no se va a disparar a un porcentaje muy alto, sí tendrá una huella importante.

¿Telefónica será un OMV en México?

Recientemente, Telefónica pactó una alianza con AT&T México que implica que el operador español arrendará última milla al operador de origen estadounidense para regresar eventualmente espectro al Estado, parte del plan global de Movistar.

La firma VTR de Chile fue el primer operador en América Latina que realizó una acción de devolución de espectro a la autoridad Subtel, quien hoy es el principal operador móvil virtual de ese país.

Para Jorge Fernando Negrete Pacheco, presidente de Digital, Policy & Law fue una gran decisión, sobre todo frente a las operaciones de 5G que se aproximan, las cuales necesitarán más inversión.

En ese sentido, el analista considera que tiene más sentido para AT&T que para Movistar consolidarse en México e integrar su operación en Norteamérica, quien gestionará 45 millones de conexiones lo que le da eficiencia de red y rentabilidad.

Movistar quiere repetir el éxito de Tracfone de América Móvil en Estados Unidos y puede ser el segundo operador móvil virtual más exitoso del mundo

Bajo esta perspectiva, Negrete Pacheco señaló que Telefónica Movistar puede ser el inicio de una cultura de nuevos OMV exitosos en México.