filial Pemex IMCO

3 de diciembre 2021 | 2:06 pm

El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) advirtió que la nueva filial de Petróleos Mexicanos (Pemex) para la comercialización de petrolíferos, petroquímicos y gas en el mercado interno puede ser un riesgo para la transparencia.

Mediante un comunicado, el centro de investigación indicó que el reto de esta nueva filial será demostrar que su creación no responde a la opacidad y que se conducirá bajo las mejores prácticas en materia de transparencia y rendición de cuentas

El IMCO explicó que esta nueva filial concentrará algunas de las actividades que actualmente son responsabilidad de Pemex Transformación Industrial, a la cual, como empresa productiva del Estado su marco legal en materia de transparencia, la obliga a reportar sus hojas de balance y estados financieros en la Cuenta Pública, así como a licitar sus contratos de adquisiciones de bienes y servicios.

Más allá de si es conveniente o no para Pemex este ajuste en su estructura desde el punto de vista de la operación del negocio, la creación de esta empresa filial abre un margen para la discrecionalidad y la opacidad.

Las empresas filiales, a diferencia de las empresas subsidiarias, no están sujetas a las obligaciones de transparencia de las empresas productivas del Estado de acuerdo con el artículo 61 de la Ley de Pemex.

“Por ejemplo, sus estados financieros no tienen la obligación de ser públicos ni tienen tampoco las mismas obligaciones en materia de adquisiciones, arrendamientos, obras y servicios”, explicó.

Te puede interesar: Pemex crea filial de comercialización de combustibles; será encabezada por Alberto Velázquez

Sin embargo, también reconoció que hay casos de éxito de filiales tanto en términos de sus modelos de negocio como en materia de transparencia como lo son CFEnergía y CFE Internacional (compraventa de combustibles en América del Norte), CFE Capital (operación de instrumentos bursátiles), CFE Calificados (suministrador de energía a grandes consumidores).

Por otra parte, “hay casos en los que la opacidad es la norma”, como PTI Infraestructura de Desarrollo, la cual fue creada para la construcción de la refinería de Dos Bocas.

En ese sentido, el IMCO consideró que una buena práctica sería que la filial de Pemex publique de manera proactiva sus hojas de balance y sus estados financieros, como parcialmente lo hicieron CFEnergía y CFE Internacional durante 2017 y 2018.

“Aunque no tenga la obligación legal de hacerlo, (…) de otra forma no será posible evaluar los resultados de este ajuste en la estructura de Pemex en la rentabilidad de la empresa productiva del Estado”, detalló.