Tridonex

21 de mayo 2021 | 8:48 am

La escasez mundial de chips está obligando a Nissan y Suzuki a detener temporalmente la producción en algunas plantas en junio, dijeron a Reuters fuentes con conocimiento directo de los planes.

Nissan dejará inactiva su fábrica en Kyushu, sur de Japón, durante tres días el 24, 25 y 28 de junio, mientras realiza ajustes de producción durante el mes en sus plantas de Tochigi y Oppama en Japón, dijeron tres fuentes.

Nissan también detendrá temporalmente la producción de algunos de sus modelos en su planta de México, dijeron, negándose a ser identificados porque el plan no es público.

Una escasez global de semiconductores ha afectado la adquisición de repuestos en el sector automotriz. Debido a la escasez, Nissan está ajustando la producción y tomando las acciones necesarias para asegurar la recuperación

  dijo una portavoz de Nissan

Suzuki Motor dejará inactivas sus tres plantas en la prefectura de Shizuoka de tres a nueve días, dijeron dos fuentes, que también declinaron ser identificadas porque el plan no es público.

El plan “no ha sido confirmado”, dijo el portavoz de Suzuki Motor, explicando que si bien el fabricante de automóviles entregó su plan de producción provisional a los fabricantes de autopartes, todavía está haciendo ajustes para minimizar el impacto de la escasez de chips.

Por otra parte, Mitsubishi Motors reducirá la producción a 30,000 vehículos en total en junio en cinco plantas en Japón, Tailandia e Indonesia, dijo una portavoz, y agregó que el impacto ya se ha tenido en cuenta en sus perspectivas de ganancias para el año fiscal actual.

A finales de abril, al presentar sus resultados del primer trimestre de 2021, Ford dijo que la escasez de chips le costará alrededor de 2,500 millones de dólares y cerca de 1.1 millones de unidades de producción perdida en 2021.

Tendremos más momentos de aguas bravas que tenemos que navegar. La escasez de semiconductores y el impacto en la producción empeorarán antes de mejorar

  dijo el presidente ejecutivo de Ford, Jim Farley, a analistas

La compañía dijo que la escasez de chips reducirá las ganancias de todo el año a una cifra que fluctuará entre 5,500 millones y 6,500 millones de dólares.

Además, la planta de Hermosillo, Sonora en México paró operaciones del 3 al 17 de mayo en sus dos turnos debido a un desabasto de materiales.