fbpx

8 de octubre 2019 | 10:43 am

El consejo de administración de Nissan nombró como su nuevo CEO a Makoto Uchida, quien llegará al cargo en momentos de desafíos por las bajas ventas y tensas relaciones con Renault.

Uchida, quien se desempeña como vicepresidente y presidente de Dongfeng Motor, asumirá el nuevo cargo en enero de 2020, detalló la automotriz en un comunicado.

Esperamos que Uchida lidere la compañía como un solo equipo, centrándose inmediatamente en la recuperación del negocio y en revitalizar la compañía,

expuso la compañía.

El nuevo CEO trabajará junto a Ashwani Gupta, quien fue nombrado director de operaciones, mientras que Jun Seki, el exjefe de Nissan en China, se convertirá en subdirector de operaciones.

Uchida, de 53 años, sustituirá a Yasuhiro Yamauchi, quien ocupó el cargo de manera interina desde septiembre luego de la renuncia de Hiroto Saikawa.

Saikawa sucedió en 2017 a Carlos Ghosn, quien enfrenta señalamientos por presuntas malversaciones financieras.

El nombramiento ocurre apenas después de un mes de la salida de Saikawa, pues se tenía previsto que se designara al nuevo director a fines de octubre.

Uchida había sido considerado uno de los principales candidatos debido a su experiencia, pues forma parte de la automotriz desde 2003, señalaron al medio especializado personas familiarizadas con el tema.

Los desafíos que enfrentará Uchida

Al segundo trimestre del año, los beneficios de Nissan se hundieron a su nivel más bajo desde la crisis económica de hace una década.

Entre abril y junio el beneficio neto de la firma cayó casi 95% hasta 59 millones de dólares.

La marca nipona explicó que sus resultados se dieron por el freno del mercado del automóvil a nivel mundial, pero también como consecuencia de su cambio de estrategia tras el arresto de Carlos Ghosn.

Además, indicó en su reporte del segundo trimestre que recortaría hasta 12,500 empleos en sus plantas de todo el mundo hasta 2023.

Renault posee el 43% de Nissan y quiere una mayor integración, mientras que Nissan tiene el 15% de la firma francesa y quiere conservar su independencia.

Con información del Wall Street Journal