26 de enero 2021 | 5:00 am

Las multas que impuso la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) a siete bancos y 11 traders que se coludieron para fijar precios en el mercado secundario de intermediación de valores de deuda gubernamental son lamentables, pues al ser tan pequeñas estas sanciones, no se evita la práctica que afecta la competencia en el sistema financiero.

El regulador antimonopolios estableció una multa que no representa ni el 1% de los ingresos por intereses que obtuvieron los bancos implicados; además se cobró una menor multa debido a que las acciones se dieron en un periodo en que la Ley establecía otras sanciones (2010-2013).

La decisión de la Cofece tomó mayor relevancia en medio de las críticas que ha hecho el presidente Andrés Manuel López Obrador sobre las capacidades del regulador y si debería seguir siendo un órgano autónomo o debería ser parte de la Secretaría de Economía.

 Lamentablemente no sirve de mucho esta multa porque de acuerdo con la nueva Ley de Competencia Económica la multa pudo haber sido del 10% de las ganancias obtenidas, pero la sanción fue menor porque la conducta de los implicados fue entre 2010 y 2013, y la nueva ley entró en vigor en 2014

 dijo el director del programa de sector financiero y seguridad social del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY), Enrique Díaz-Infante.

 Es frustrante que esas multas no sean disuasivas y que esto abone a favor de las críticas que ha hecho el presidente. La Cofece debía acreditar sus funciones con esta decisión, pero se tuvo que aplicar la ley anterior, comentó.

Barclays Bank, Deutsche Bank, Santander, Banamex, Bank of America, BBVA Bancomer, J.P. Morgan y traders pactaron 142 acuerdos ilegales para vender o comprar a cierto precio, o no comercializar ni adquirir ciertos papeles de deuda gubernamental.

Esto generó un daño estimado al mercado de 29 millones de pesos, con lo que se aplicó una multa de 35 millones 75,000 pesos. Esta multa podría ser de 679 millones de pesos, pero al aplicarse la ley anterior, la multa fue menor.

Las colusiones entre los bancos siempre han existido y si no se aplican multas más severas como lo hace la Comisión Federal de Comercio (FTC, por su sigla en inglés) de Estados Unidos, seguirá habiendo colusión entre traders, consideró el director de Visor Financiero, Joel Martínez.

 “El regulador debería explicar cómo se determinan los precios para las valuaciones de los cierres de mercado, ahí hay una manipulación espantosa de los precios. Se deberían acercar a la gente que sabe cómo se forman los precios en esos mercados”.

 “Siempre hay alguien que raja” 

La presidenta de la Cofece, Alejandra Palacios, está segura de que la resolución sí ayuda a inhibir estas prácticas de colusión, pues desde que se reformó la Ley de Competencia Económica, siempre “hay alguien que raja” y se adhiere al programa de inmunidad que da la Cofece.

Esto es un mensaje bien poderoso a los bancos respecto a que los acuerdos que se forman entre ellos no son perdurables en el tiempo porque alguien puede rajar (…) hay que ver esto con un poco más de perspectiva, la multa es importante y sin duda les duele a los bancos. El hecho de que se afecte su reputación sí cambia los incentivos de comportamiento

 dijo en entrevista con EL CEO.

Para la presidenta del regulador antimonopolios, su decisión no afecta la imagen de la Comisión, pese a las críticas que ha recibido del presidente López Obrador.

 La Cofece gana siete de cada 10 casos porque actúa conforme a la ley, aseveró Palacios.

“Qué peligroso sería que por querer salvaguardar la autonomía de la Cofece actuemos de manera caprichosa imponiendo sanciones millonarias que sabemos que no se van a sostener en el Poder Judicial”.

Modus operandi para distorsionar precios

 La colusión es considerada como una práctica monopólica absoluta, dado que los bancos o traders se ponen de acuerdo para manipular precios a través de coordinación de posturas o el intercambio de información entre ellos.

En las subastas de Cetes, lo que sucede es que si se habla de subastar 12 millones de pesos, cuatro o más traders se pueden poner de acuerdo para meter posturas a los niveles que quieren que la tasa promedio ponderada salga y con ello obtienen beneficios. 

Los bancos establecen medidas para evitar este tipo de prácticas. Se supone que hay reglas para no meter celulares personales en las áreas de operaciones, pero al parecer no se respetan, comentó un inversionista que prefirió omitir su nombre.

Palacios consideró que si hay personas que saben sobre este tipo de prácticas deberían demandarlos, pues la Cofece no puede realizar una investigación sin tener indicios.

Bancos buscarán ampararse para limpiar reputación

 Ante las multas anunciadas por la Cofece es natural que los bancos busquen la figura de amparo para intentar limpiar su reputación, dijo Rodrigo Morales Elcoro, ex comisionado de la extinta Comisión Federal de Competencia.

Tal es el caso de Santander México, al cual se le impuso una multa de 622,901.26 pesos. En un comunicado negó haber participado en prácticas monopólicas absolutas, por lo que acudirá a los tribunales.

 La multa señalada por Cofece demuestra la falta de materialidad de las acusaciones y de los hallazgos encontrados en la investigación, así como la desinformación por parte de algunos actores que especularon con multas multimillonarias a las instituciones investigadas

 Lo más probable es que a Santander le salga más caro el amparo que la multa que le impuso la Cofece, pero “no debemos ver los amparos de una forma negativa, es un proceso de pesos y contrapesos”, indicó el excomisionado.

¿Quién debe regular: Cofece o CNBV?

Los especialistas consultados por EL CEO coincidieron en que la supervisión del sistema financiero no solo debe estar a cargo de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), sino también de la Cofece. 

La Cofece nace gracias al acuerdo comercial entre Estados Unidos, México y Canadá, porque es importante que exista un regulador que busque salvaguardar los intereses de los consumidores en materia de precios, comentó Díaz-Infante.

Por un lado, la CNBV está diseñada para supervisar junto con el Banco de México el sistema bancario y cuidar que haya estabilidad; mientras que por otro lado, la Cofece debe vigilar los precios en materia de competencia en ese mercado 

Morales Elcoro añadió que la CNBV se encarga de regular los niveles de riesgos, solvencia y niveles de capitalización; pero en materia de cumplimiento de competencia, es la Cofece la que debe establecer acciones.