22 de febrero 2021 | 3:01 pm

Moët Hennessy Louis Vuitton (LVMH) adquirió una participación del 50% en la marca de champán Armand de Brignac, propiedad del rapero y empresario Jay-Z que vendió más de 500,000 botellas durante 2019.

“Durante años hemos estado siguiendo el fantástico éxito de Armand de Brignac y admirando su capacidad para desafiar algunas de las reglas de la categoría Champagne […]”

“Creemos que la combinación de nuestra experiencia en Champagne y nuestra red internacional junto con la visión de Shawn JAY-Z Carter, la fuerza de la marca Armand de Brignac y la calidad de su gama de cuvées de prestigio permitirán para llevar el negocio a nuevas alturas en todo el mundo”, dice Philippe Schaus, presidente y director ejecutivo de Moët Hennessy.

El acuerdo es 50-50 en participación e incluye aprovechar la infraestructura de LVMH en la distribución global. El monto de la transacción no fue revelado.

“Es una asociación que se ha sentido familiar todo el tiempo. Confiamos en que el poder absoluto del marco de distribución global de Moët Hennessy, la solidez de su cartera incomparable y su historial de excelencia en el desarrollo de marcas de lujo le darán a Armand de Brignac el poder comercial que necesita para crecer y prosperar aún más ”, dijo Shawn JAY-Z Carter.

Durante el cuarto trimestre del año los ingresos de LVMH disminuyeron 17% de acuerdo con su información financiera.

El segmento de vinos y licores mostró un descenso de 11%, mientras que el rubro de moda subió 18%, aunque fue el único con comportamiento positivo en comparación con el 2019.

La empresa señaló que después de una caída significativa en los volúmenes en el segundo trimestre, el negocio de Champagne experimentó tendencias mejoradas en el segundo semestre, particularmente en los Estados Unidos.

Mientras que, a partir de junio, el coñac Hennessy registró una fuerte recuperación, impulsada principalmente por la demanda en Estados Unidos. Además durante el 2020 se incluyeron las adquisiciones hechas el año previo de Château d’Esclans y Château du Galoupet.

Coleccionistas de celebridades

Marcas de lujo históricas de todo el mundo han llegado a acuerdos de asociación con celebridades, buscando atraer a los clientes más jóvenes, por ejemplo la cantante y empresaria Beyoncé, la esposa de Jay-Z, quien ya participa en la marca de ropa deportiva Ivy Park.

El año pasado, la compañía de cosméticos Coty acordó comprar una participación del 20% en la marca de maquillaje KKW de la estrella de reality shows Kim Kardashian West, aunque a principios de este mes LVMH suspendió su empresa de moda Fenty con la estrella del pop Rihanna.

Con información de Reuters