17 de septiembre 2021 | 9:21 am

Luego de más de cuatro años de litigios entre el gobierno mexicano y la empresa francesa de telecomunicaciones Eutelsat, un tribunal internacional determinó que México tiene la razón, por lo que no debe pagar los 120 millones de dólares (mdd) que reclama la firma.

La Secretaría de Economía dio a conocer en un comunicado que el tribunal de arbitraje resolvió que México sí cumplió con sus obligaciones emanadas del Acuerdo de Promoción y Protección Recíproca de Inversiones (APPRI), por lo que no tiene que pagar los 120 mdd que reclamó Eutelsat.

La titular de la dependecia, Tatiana Clouthier, informó en su cuenta de Twitter que en el caso ganado se comprobó que el territorio mexicano sí cumplió con las obligaciones del APPRI con la empresa francesa. 

Este litigio estuvo a cargo del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias del Banco Mundial. La representación de México estuvo a cargo de la Dirección General de Consultoría Jurídica de Comercio Internacional, perteneciente a la Subsecretaría de Comercio Exterior.

El reclamo

En julio de 2017 la empresa Eutelsat presentó una solicitud de reclamación contra el gobierno de México.

Tres años atrás, en 2014, Eutelsat adquirió el 100% del capital accionario de la empresa SATMEX con lo cual se  convirtió en titular de sus concesiones. Posteriormente, la empresa reclamó presuntos actos arbitrarios de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Esto porque la dependencia “se negó a reducir la Capacidad Satelital Reservada al Estado contenida expresamente en sus títulos de concesión relativa a la capacidad satelital gratuita a favor del Estado mexicano”.

Ante las acciones anteriores, “Eutelsat alegó que México afectó sus expectativas legítimas de inversión, no le otorgó un trato justo y equitativo; y la trató de manera discriminatoria en comparación con el trato otorgado a otras empresas en el sector”.

El tribunal arbitral desestimó estas reclamaciones y condenó a Eutelsat al pago proporcional de costos y gastos del arbitraje que realizó el gobierno mexicano.