19 de febrero 2021 | 5:00 am

Megacable cerró 2020 con mejores resultados de los esperados pese a las afectaciones que sufrió durante el año debido a la pandemia del COVID-19, además de hacer ajustes a la estrategia que manejó un año antes, sobre todo en materia de contenido.

En agosto de 2019, la compañía de telecomunicaciones con sede en Guadalajara, Jalisco, anunció el lanzamiento de la serie de suspenso llamada ’13 minutos’, una apuesta de producción de contenido propio, un plan que no está en sus planes, al menos por ahora.

Si bien la serie fue un ejercicio de contenido propio, esa unidad de negocio está en stand by, al menos, por ahora.

No vamos a generar contenido propio por lo pronto, pero estamos trabajando con la gente que genera contenidos para tener alianzas interesantes

dijo Gerardo Seifert Arreola, director de Mercadotecnia de Megacable

En entrevista con EL CEO, el directivo señaló que aunque siempre está en planes de integrar más y mejor contenido en su oferta de servicio, desde hace años tiene descartado de su catálogo los canales de TV de paga de Televisa.

Esto, luego de que en 2016 la compañía revelara que no alcanzó un acuerdo con la empresa por un contrato de 14 canales, aunque por ley, sigue transmitiendo las señales de televisión abierta de la televisora: los canales 2,4,5 y 9.

Sin embargo, Megacable mantiene su apuesta por generar contenido propio y diferenciado con los canales de películas Pánico, Platino y Cine Mexicano; así como con los canales musicales Video Rola, VR+ y Beatbox.

Entre su programación, la compañía cuenta con los canales deportivos de TVC Deportes 1 y 2, la cadena nacional de noticias MeganoticiasTVC y 30 noticiarios regionales Meganoticias en el país.

Los retos del 2020

Megacable resume 2020 en tres grandes desafíos. Para la compañía, el primero empezó con la gran incertidumbre de la pandemia, una crisis ante la que tuvo que reaccionar y generar una nueva estrategia de planes y precios ante la contingencia.

Seifert Arreola señala que la pandemia posicionó a las telecomunicaciones como una industria esencial, en donde los productos y servicios necesariamente fueron demandados para ofrecerse en el hogar como una prioridad para hacer frente a la contingencia y seguir con cierta normalidad.

El segundo desafío para Megacable fue poder sostener la demanda de servicio, y no solo en la capacidad de internet, sino también en la contratación de salidas para dar velocidades a cada suscriptor.

“Desde un principio, Megacable pudo trabajar en ese desafío pactando contratos de capacidad y trabajando en la red para que aguantara el tráfico, por lo que durante el año no registró problemas de saturación”, aseguró el directivo.

El tercer reto fue el segmento empresarial tras los cierres en abril de 2020, un mes en el que empezó la disminución de la cartera business de manera más acelerada.

Para Megacable, el gran desafío llegó 4 meses después, en agosto, cuando se empezó a dar la reapertura de negocios. Entonces, la compañía diseñó una estrategia para reactivar las cuentas suspendidas y también para ganar nuevos clientes.

La compañía realizará la emisión de resultados financieros del cuarto trimestre del año el próximo 25 de febrero.